viernes, 27 de mayo de 2011

Se tambalea la reintroducción del quebrantahuesos en Andalucía










Marcas identificativas de Cata, uno de los dos ejemplares de quebrantahuesos muertos por veneno hace dos semanas

Si tenemos la suerte de ver un joven quebrantahuesos volando en nuestras Sierras e intentamos identificarle con los prismáticos por sus marcas, ahora hay dos candidatos menos. Cata y Pontones ya no están en la lista porque han muerto víctimas de los cebos envenenados.

Tradicionalmente, los autores de este delito proceden de dos colectivos: cazadores y ganaderos. Acabo de oír en la SER a Jesús Charco, gerente de la Fundación Gypaetus, quien, a la vista de la experiencia, se inclina por señalar a algún ganadero como probable firmante de esta nueva fechoría, ya que -afirma Charco- puede haber pastores que, en época de paridera, sigan sembrando veneno para combatir a zorros y otras especies consideradas "enemigas". Venga de donde venga el delito, la sociedad debe saber lo antes posible quiénes son los culpables.

La primera fase del programa de reintroducción del quebrantahuesos en Andalucía fue un estudio de viabilidad que concluyó que los venenos ya no eran un factor de riesgo para la especie en Segura, Cazorla, Las Villas y Castril. Tiempo habrá de analizar lo que está pasando pero, si el estudio fue correcto, la conclusión más obvia es que el uso de venenos va a más, lo que podría llegar a poner en cuestión la viabilidad presente del proyecto.

La Consejería de Medio Ambiente y la Fundación Gypaetus llevan años realizando importantes esfuerzos de divulgación y educación ambiental, así como de articulación de consensos entre cazadores, ganaderos, alcaldes, etc. para que la lacra del veneno desaparezca en nuestras sierras. Pero las muertes de quebrantahuesos empiezan ya a ser frecuentes, por lo que, llegados a este punto, la acción policial y judicial deben estar en primer plano e intensificarse al máximo.

73 comentarios:

  1. Hola compañeros, es una pena yo soi de Pontones y junto cn mis amigos hemos ayudado al seguimiento de los quebrantahuesos, siendo amigos de los trabajadores de la fundacion, yo soi cazador y nosotros somos los primeros q debemos mirar x nuestro campo ya q si encuentran veneno y se demuestra q hemos sidos nosotros nos cierran el coto, por seo quiero denunciar que en mi pueblo el 90 % son ganaderos y nos conocemos todos y todo el mundo sabe que ponen veneno alrededor de sus tinadas y disparan a todo lo q les supene una amenaza para su ganado, el año pasado escuche un pastor contarle a otro q como el aguila real se comia sus borregos q subio al nido y mato los dos opollos que tenia, asique compañeros algo debemos hacer, un saludo y suerte.

    ResponderEliminar
  2. El quebrantahuesos desaparecio por el uso del veneno, y creo que no se puede iniciar su reintroducción mientras persistan las causas que lo llevaron a la extinción. Algo entonces se ha hecho mal, el veneno debería estar erradicado antes de comenzar las sueltas, porque si hay veneno en el monte estan todos sentenciados. ¿Que se ha hecho mal? ¿y que se sigue haciendo mal? Quisiera ver al mismo político que va a hacerse la foto soltando quebrantas en el momento de recoger el cadaver de ese bicho envenenado y que se haga otra foto para la prensa.
    Un saludo a toda la gente de por allí.

    ResponderEliminar
  3. Es una pena que no se vigile más lo del uso de venenos en la Sierra, como cierto pastor o pastores que se creen los amos de la sierra y ponen bayas y cercas de alambre por todos lados, con el consiguiente peligro para todos los animales que habitan en esa preciosa sierra de Segura las Villas y cazorla, deberian estar penados todos los que cometen esas atrocidades.
    Un saludo a todos los Serranos de bien.

    ResponderEliminar
  4. Pontonero,
    gracias por tu testimonio, y aprovecho para animar a otros cazadores y ganaderos a participar en este blog.

    Estoy seguro de que, con más formación, esos pastores a los que aludes no harían esas cosas, pero apenas hay educación ambiental en nuestra comarca. La gente que vive en la montaña y de la montaña es la que mejor la conoce y la puede conservar, pero a veces también puede ser muy certera haciendo daño, sobre todo cuando priman el interés particular o la desinformación.

    Es una lástima que esos pastores que citas se empleen contra las rapaces, con la cantidad de enemigos reales que tienen. Los famosos "mercados", por ejemplo.

    ResponderEliminar
  5. Por eso q estos trabajadores del campo, los ganadero, son los q mejor lo conocen se les deberia vigilar un poquito mas ya q al conocer el campo tan de cerca y dia a dia lo aprovechan para traer a furtivos a enseñarles donde estan los animales y cojer las crias cn sus perros para despues venderlas,si esto es parque natural q lo vigilen los agentes eso q se dedican a gastar gasolina x las carreteras si pisar los caminos.

    ResponderEliminar
  6. Hola Javier, Pontonero y demás amigos de Segura en verde. Hace tiempo que soy seguidora de este estupendo blog, pero nunca me había animado a escribir. Mi nombre es Lorenza y he trabajado como técnico en la Fundación Gypaetus hasta noviembre de 2010. Creo que no es justo generalizar, como lo hace Pontonero, respecto al colectivo ganadero. Claro que hay quien aún pone veneno. A la vista está, pero también hay muchos otros que en estos años han trabajado codo con codo con el programa de reintroducción, ayudándonos en el seguimiento, en la localización de nidos históricos, enviándonos valiosas observaciones de las aves que habían perdido el emisor, haciendo por su cuenta ( y riesgo, que todo hay que decirlo y agradecerlo) aportes de patas de cabras y ovejas cuando veían que el tiempo empeoraba y los técnicos no dan abasto de una sierra a la otra, participando en reuniones en las que poníamos sobre la mesa las muchas cosas que nos acercaban (por ejemplo, la necesidad de modificar la normativa sanitaria que impide que los buitres puedan ser tenidos por método válido de eliminación la carroña en el campo) y tratábamos de buscar soluciones a las que aún podían distanciarnos... Y en esa línea de trabajo estábamos, buscando apoyos y financiación para poder proponer herramientas eficaces de gestión y control de predadores (no todo en esta vida va a ser pedir...) y seguir abriendo camino hacia una concienciación más activa, real y duradera... El quebrantahuesos volvió a estas sierras, entre otras cosas, porque en ellas aún había pastores. Y no sólo pastores, sino agricultores, cazadores, maestros, tenderos, empresarios, madres y padres que con sus hijos hacen que cada día que las sierras que componen el área de reintroducción sean espacios vivos, en el más amplio sentido de la palabra. Por último, sólo un apunte respecto a los Estudios de Viabilidad. Según las recomendaciones de la UICN, como bien dice Aquilino, la reintroducción de una especie no debe empezar hasta que las causas que provocaron su extinción hayan desaparecido o, en su defecto, disminuido hasta “niveles aceptables”. En un tema como el veneno, que cuanto más y mejor se busca, más se encuentra, ¿cuál era ese nivel aceptable? En Andalucía sería injusto decir que no se ha trabajado mucho y que no se ha trabajado bien para erradicar el uso ilegal de cebos envenenados. Otra cosa es que no se puedan hacer más cosas, desde otros frentes, con otros enfoques. Nuevas iniciativas de gestión participativa de ésta y otras amenazas, que apoyen y completen las acciones de divulgación, disuasión y persecución legal y policial del delito. Y puede que también fuera interesante preguntarse cuál sería hoy la situación de no haber iniciado en su día las sueltas. Es una opinión personal, pero creo que, para muchos, haberse reencontrado con la espectacular silueta del quebrantahuesos sobre sus pastos y rebaños, puede haber sido, quizás, el mejor argumento de sensibilización. Hablando de biodiversidad. A todos, un afectuoso saludo. Nos vemos en la sierra.

    ResponderEliminar
  7. Hola, soy Sergio Couto, y al igual que Lorenza trabajé en la Fundación Gypaetus hasta que el equipo del que formábamos parte fuese despedido en bloque por el nuevo gerente, Jesús Charco.
    Coincido plenamente con la opinión de Lorenza, dentro del colectivo ganadero (al igual que en muchos otros) hay de todo. No debemos olvidar que sólo hace falta un mal ganadero para envenenar a una población entera de buitres, y también debemos tener en cuenta que si los ganaderos o cazadores de la sierra no quisiesen el quebrantahuesos, o el uso del veneno fuera generalizado, ya no quedaría ni uno de los que se han liberado, ya que los ven comerse sus ovejas muertas un día sí y otro también. Precisamente ese potencial de cada una de las personas del colectivo ganadero (tanto para tener actitudes destructivas como para contribuir muy positivamente a una sierra viva) fue el sustrato y el enfoque de nuestro trabajo en el proyecto LIFE sobre la reintroducción del quebrantahuesos en Andalucía (2004-2009). ¿Cómo? Básicamente tanto dando herramientas, ayuda y protagonismo a los muchos ganaderos que hacen bien las cosas, como persiguiendo en los juzgados y aislando socialmente en los pueblos y campos a los pocos que aún ponen veneno.
    Esta filosofía ha dado muy buenos resultados (dentro de lo difícil que es la temática): cuando murió "Cazorla" fue la primera vez que un municipio se presentó como acusación particular contra un vecino por un caso de venenos (gracias a nuestra Red de Municipios Contra el Veneno, lo que se tradujo en una enorme presión social y mediática antes inexistente), así se consiguió la atención sobre el problema de noticiarios de máxima audiencia (telediario de la primera), dando lugar a la 2ª pena más alta de España por uso de veneno.
    En nuestra opinión estaba claro que el problema no había terminado, pero sí que íbamos en la dirección adecuada. Este enfoque se vio reforzado por el premio recibido de la Comisión Europea "Best LIFE projects 2010".
    Al mismo tiempo presentamos un nuevo proyecto LIFE+ "Acciones innovadoras contra el uso ilegal de cebos envenenados" que reforzaba con 5,6 millones de euros esta filosofía durante cinco años más (esta vez ya a nivel de toda Andalucía). La Comisión lo seleccionó y fue aprobado.
    A partir de aquí llegó el nombramiento del nuevo gerente, los impagos, las cartas de queja por su gestión, el despido de todo el equipo y las conocidas irregularidades en varias de las nuevas contrataciones de personal para estos proyectos. Los despidos y juicios siguen sucediéndose hasta la fecha.

    Respecto a lo que está haciendo o no la “nueva” Fundación Gypaetus en la actualidad respecto a estas dos últimas muertes lo desconozco. En su página web no hay iniciativas al respecto, y las notas de prensa emitidas sólo hacen referencia al necesario trabajo judicial y de investigación que desarrolla la Junta de Andalucía.

    ResponderEliminar
  8. Lorenza, Sergio,
    sé que a los que habéis trabajado en la reintroducción del quebranta se os rompe el corazón con estas noticias. Gracias por aportar argumentos en este blog y, sobre todo, por hacerlo con fundamento.

    ResponderEliminar
  9. Gracias a ti por tu blog y por tu excelente moderación. Este tipo de foros son tan necesarios! Ojalá todo el mundo tuviese por la sierra y el medio ambiente un interés tan genuino y noble como el tuyo. Felicidades

    ResponderEliminar
  10. Los cazadores no ponen cebos envenenados. Ni en cotos privados ni en los sociales.

    Los ganaderos son cuestión aparte y, como se ha dicho más arriba, son pocos y brutos los que los hacen. Tienen arraigado el atavismo "alimaña" y seguirán combatiendo aquellas especies que, ellos mismos y por instinto de supervivencia obsoleto, han llevado al abismo de la extinción.

    Por si sirve, diré que es una cuestión de dinero. La brutalidad y la ignorancia no se arregla con charletas. Pasta es lo que solucionaría el tema. Claro que eso llevaría a los respetuosos a replentearse la poco rntabilidad de su respeto...y así hasta el infinito y más allá!

    De los cazadores de los cotos sociales no hay nada que temer. Han entendido que el privilegio de disfrutar, casi gratis, de los terrenos y las especies cinegéticas que no tiene ni los "ricos", no se la pueden jugar. Alguno habrá, mameluco, que mate una hembra de ciervo o gamo, pero poco más y cuando llene el frigorífico, ni eso. De los dueños y cazadores de cotos privados, ni eso. Saben dónde está la rentabilidad y su nivel cultural ayudan a pa protección de las especies. Claro que es posible que haya, también, algún "mameluco", pero poco probable.

    Así que, queridos preocupados, menos pickup de Egmasa y más pasta para los ganaderos...o al menos sistemas de "premios" para que vean más rentables a los gaepetus que a un corderito enfermo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. Esto de pagar por no envenenar me recuerda un poco a algunos indigentes del transporte público de Madrid, que intentan ablandar los corazones del personal con el argumento de que "es mejor de pedir que no de robar o de matar" (con mucho "de"). A mí, la verdad, no me apetece nada dedicar una parte de mis impuestos a recompensar a alguien por no delinquir, por muy arraigados que estén ciertos atavismos. Sería como ceder a los chantajes de los que sueltan por ahí lo de "algún día va a arder la sierra entera".

    Creo que hay que subvencionar las acciones positivas a favor de la sostenibilidad, pero no el mero hecho de dejar de cometer delitos. Para eso, si las charletas no son suficientes, debería estar la presencia bien visible de las patrullas del SEPRONA con los perros y de la guardería. Ya sé que es imposible detectar todo el veneno y que la represión no es suficiente, pero hay que intensificar esa línea. Vislumbrar que realmente puedes acabar entre rejas es algo que templa mucho los corazones y hace repensar los atavismos hasta al más neanderthal, dicho sea con perdón de la memoria de aquella interesante especie.

    ResponderEliminar
  12. La nota que publicó ayer la Fundación Gypaetus va en la linea de lo que vengo diciendo diciendo en este blog:

    - Que el proyecto de reintroducción se tambalea: Gypaetus anuncia que este año no habrá nuevas sueltas.
    - Que lo que toca ahora es la vigilancia: se anuncia una intensificación del trabajo de inspección, pasando la erradicación del veneno a ser la prioridad del proyecto.

    Podéis ver la nota en:

    http://www.gypaetus.org/noticias/ver/id/143/seccion/participa_noticias

    ResponderEliminar
  13. Que yo sepa, a nadie se le paga por no robar o por no asesinar. Usar cebos envenenados es un delito tipificado en el código penal con hasta dos años de prisión. Y en ese sentido, no existen "alternativas" al veneno, al igual que no existen alternativas al robo o al asesinato. Por ello, la importancia de mantener y seguir fortaleciendo el cerco policial y judicial al envenenador está fuera de toda duda. Y junto a ello, si se ve que las "charletas" no sirven, pues a pensar otras formas de que los mensajes realmente lleguen a quien deben hacerlo. Todo esto, sin embargo, no quita que cuando las cosas no se hacen bien, alguien deba asumir sus responsabilidades. Por los antecedentes, se sabía que Castril era una zona prioritaria de trabajo. La Junta de Andalucía destina más y mejores recursos que cualquier otra comunidad autónoma para luchar contra el veneno. Están los agentes de Medio Ambiente, el SEPRONA, los técnicos de la Estrategia Andaluza de Venenos, las patrullas caninas, los técnicos de control de amenazas del proyecto de reintroducción del quebrantahuesos, los del LIFE de venenos de SEO (nacional, pero en el que participa la Consejería) y desde el año pasado, nada más y nada menos que otras 11 personas más dentro proyecto europeo "Acciones innovadoras contra el uso ilegal de cebos envenenados" de la Fundación Gypaetus... Señores, ¿es que hace un mes cuando preparaban las liberaciones de los eis nuevos quebrantahuesos no había veneno en Castril? No sé si seré malpensado... pero parece que algo está fallando. A mí me da la sensación de que están tirando balones fuera, dando a entender (pese a la mala imagen que eso da de su propio trabajo) que Andalucía está comida de veneno, en vez de asumir que han bajado la guardia en la principal área de campeo de los quebrantahuesos. Al rey lo que es del rey y al césar lo que es del césar. Y que alguien haga un poquito de autocrítica y se depuren responsabilidades, que como bien dice Javier, el dinero que se están gastando es de todos los andaluces. Qué menos que pedirles un poco de eficiencia.

    ResponderEliminar
  14. Buenos días.

    Tal vez no me he sabído explicar. No digo que haya que pagar "no cometer delitos" ¡a quién se lo van a decir! No. Lo que digo es que el reducto de ignorancia y brutalidad no se disipa con "charlas" porque "esos" ni van a ellas.

    No soy yo quien para decirle a expertos sesudos lo que tiene que hacer. Está comprobado, y a los hechos me remito, que con la muerte de un ejemplar se retrocede años.

    Desgraciadamente, porque se ha fomentado, no basta la concienciación, ni hay todoas esas patrullas de vigilancia que se relacionan.

    Incentivos o mejoras comunales, resultado del cuidado de las especies, no es pagar por no cometer un delito. Que nadie le diga a un pastor que mira por lo suyo y que lleva toda la vida "exterminando alimañas", que es un delincuente ¿¡qué sabe él de los desvelos de los grupos de reintroducción!? Ni le importa.

    Sé que todos ustedes conocen el medio pero han de reconocer la fragilidad de su fuerza. yo sólo quería aportar lo que he visto y oído. Recuerden que no hay que vencer sino convencer.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. Estimado amigo, crea usted que todos los recursos contra el veneno que se mencionan más arriba, están. Otra cosa es que no se gestionen o coordinen de la manera más eficaz. Coincido con otros participantes en este foro en criticar que se criminalice a un colectivo, cualquiera que sea. Es injusto y no lleva a ninguna parte. Y, por supuesto, también en que multas y charlas se quedan cortas. Hay que llegar de otra manera, hay que convencer y hay que combatir las causas subyacentes. En el veneno convergen factores sociales, históricos, culturales, económicos... y por eso mismo, la solución no puede ser simple. Y en ese camino (estudio-propuesta-ensayo-error y vuelta a empezar) se anda o se andaba, que ya no tengo muy claro qué es lo que están haciendo en la FG. Si los problemas de fondo son A, B y C, pues busquemos juntos la manera de solucionarlos. Y claro que la sociedad debe valorar y pagar (con incentivos o simplemente, rascándose más el bolsillo cuando compra carne o queso) la labor esencial del pastoreo en la conservación de la sierra. Pero entre esas posibles soluciones a los muchos problemas que hoy tienen los ganaderos, no puede estar el veneno. Porque un delito nunca puede ser una opción. ¿Justificaría usted a quien le robara el coche “por necesidad” o “porque no le quedó más remedio”? El problema es para todos y entre todos debemos solucionarlo. En mi opinión, se pierde más volviendo a estos planteamientos de buenos y malos, de vencedores y vencidos, que con la muerte de un quebrantahuesos. Con el veneno, todos perdemos. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  16. Las cosas se han hecho mal. El veneno es cosa de pocos, como casi todo lo ilegal, pero sigue siendo igual de dañino. El problema es que había ese veneno, causa de extinción del quebranta entonces, cuando se empezó a reintroducir, y sin embargo se dijo que ya no era un problema. Cuando fué evidente que sí, que seguía siendo un problemilla por la muerte de un huevo de bichos soltados, cada uno de los cuales cuesta más de 50.000 pavos, se dijo que ya se estaba controlando y que algo así no volvería a pasar...Los responsables son los que permitieron soltar quebrantahuesos sabiendo que no se debía, pero que sólo denuncian cuando se quedan sin trabajo (de manera injusta, ciertamente). Y al menos hoy se coge el toro por los cuernos y se cierra el chiringuito. Reconociendo un fracaso, porque lo es y sin reconocer ningún responsable. Pero, amigos, ¿quien se atreve?

    ResponderEliminar
  17. Gracias por el fondo y las formas, estimada Lorenza. A los demás, también, por supuesto.

    Me adscribo al colectivo de los cazadores; conozco, creo conocer, el "alma" de los serranos; observo y desaprendo todos los días al lado de ellos; no los idealizo como no idealizo a la Naturaleza. Soy realista y desde ese realismo desapasionado y no romántico, analizo y me explico situaciones de brutalidad, ignorancia y atraso.

    Sufro cuando veo el fracaso estructural, a estas altura, de la comarca de Segura.

    Todos tienen "una idea". Esa idea adánica de lo que hay que hacer en cualquier campo. Claro que, el de al lado "también" ha tenido "una idea"...genial, por supuesto. Y así, poco a poco, choque a choque, contraposición a contraposición, deshacemos, incluso, lo que venia de lejos y estaba bien hecho.

    El ICONA dejó un Parque Natural en condiciones ¿hemos avanzado o hemos retrocedido?

    El Parque, sus gentes, sus trabajadores, sus responsables, su laberíntica estructura de competencias de unos y otros, no es un TODO. No. Es un puzzle en multitud de manos con prisas...y todos quieren encajar su pieza ¡como sea! aunque sea a costa de cortarle las puntas a la pieza de al lado.

    Un saludo.

    Me sabe mal aparecer como "Anónimo". Si les parece firmaré como Kalidón.

    ResponderEliminar
  18. Estimado amigo, llevas razón en plantear que el veneno es y era un problema para el quebrantahuesos, pero no se puede afirmar que la decisión de comenzar con las liberaciones de ejemplares en 2006 se tomara tan alegremente. Para que en ese año se liberaran quebrantahuesos, tuvieron que pasar primero 10 años en los que entre otras cosas se creó el Centro de Cría, se realizaron varias campañas de concienciación de la población local, y se llevaron a cabo los "Estudios de viabilidad del hábitat para el quebrantahuesos en Andalucía", realizados por técnicos experimentados y asesorados por la Estación Biológica de Doñana.
    Desde las primeras liberaciones han muerto envenenados 4 quebrantahuesos (Cazorla, Segura, Cata y Pontones), los 4 en la Sierra de Castril, lo que demuestra lo concentrado de esta amenaza.
    Fracaso no es que hayan muerto estos ejemplares, probablemente el problema esté en que no se supo dimensionar verdaderamente la amenaza que constituía el uso de veneno en Castril. Los estudios tratan de reflejar la realidad con estimaciones, pero hasta que los primeros quebrantahuesos no comenzaron a volar en la Sierra no se supo la verdadera dimensión del problema. Lo mismo pasó con el plomo. 2 quebrantahuesos (Lézar y Acebeas) murieron por ingesta de carne con restos de munición de plomo.
    Pero lo importante no es esto. En todos los proyectos de reintroducción, durante los primeros años se producen muertes, revelando en la mayoría de los casos aspectos que no se habían tenido en cuenta, por muy exhaustivos que fueran los estudios previos.
    Lo importante es saber reaccionar ante esas muertes. Desde mi experiencia personal, te puedo asegurar que tratamos de aprender de los errores y para eso pusimos en marcha varios programas nuevos para luchar contra el veneno y el plomo. Programas que empezaban a funcionar.
    Fracaso sería abandonar el proyecto de reintroducción porque 4 desalmados inconscientes sigan poniendo veneno; eso sería como aceptar que esa minoría va a imponer su criterio al resto de la sierra. Lo que hay que hacer es lo que ya otros compañeros comentaban arriba, aunar esfuerzos, coordinar a todos los programas y proyectos y afianzar la lucha contra el veneno en Castril.
    A mí lo que me preocupa, es que no se sabe qué está haciendo la Fundación Gypaetus al respecto. Después de más de 5 años trabajando en el proyecto, en enero fui despedido por el gerente de la Fundación de forma improcedente por poner de manifiesto junto a muchos de mis compañeros (también despedidos) la falta de preparación del mismo para gestionar adecuadamente el proyecto. En ese momento, todo el proyecto (que llevábamos entre 4 personas) recayó sobre las espaldas de un nuevo técnico, incorporado en diciembre y al que se le prohibió desde la gerencia salir al campo hasta que nuevos técnicos y auxiliares fueran incorporados al mismo. Así, durante casi 3 meses, no hubo NADIE haciendo seguimiento en el campo en el momento en que muchas ovejas estaban pariendo en la sierra, nadie habló con los pastores, nadie recorrió las zonas de campeo de los quebrantahuesos...
    No hay forma de saber si en el caso de que hubiese habido personal haciendo sensibilización en la sierra no se hubiese puesto veneno, pero el hecho en sí es inaceptable para un programa que se gasta 500.000 euros al año.
    El EEP, grupo de coordinación internacional, se ha dado cuenta de que algo falla, y por eso han retirado su apoyo al programa y han paralizado las liberaciones.
    Por último, me gustaría aclarar que lo que me mueve a escribir estas palabras no es el rencor por haber sido despedido injustamente. Lo que me mueve a escribir esto es por un lado, la indignación de ver cómo un proyecto financiado por todos los bolsillos de los andaluces se desbarata por culpa de una nefasta gestión, el desvelo de ver cómo se hecha por tierra el trabajo de tantos años y tanto esfuerzo, y el desengaño de comprobar cómo desde la Junta de Andalucía se mira para otro lado y se escurre el bulto. Como ciudadano me parece inaceptable.
    Mariano Liñán.

    ResponderEliminar
  19. En respuesta a Kalidón, muchas gracias por su comentario. He disfrutado leyéndolo y no puedo decir sino que (por desgracia, ya que es un escenario tan real como desilusionante) estoy completamente de acuerdo. Sólo me gustaría añadir un pequeño matiz: creo que la pasión sincera, responsable, moderadamente optimista, fundamentada a la luz de los datos, el diálogo y la comprensión de la realidad del otro, es al final la que convence y la que mueve a la acción. Y claro que cada vez es más difícil encontrar qué o quién te despierte esa pasión (no sólo por la experiencia que te dan los años, basta abrir un periódico o poner la tele), pero no por ello deja de ser imprescindible. Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. Y una aclaración (sobre la que no tengo intención de volver) a otro de los participantes en este foro: el equipo de conservación in situ del Programa Andaluz de Reintroducción del Quebrantahuesos fue despedido (hace ya entre seis y ocho meses) porque desde la primavera de 2010 venía llamando insistentemente la atención de sus responsables (gerente, presidente y patronos de la Fundación Gypaetus, Consejería de Medio Ambiente y socios internacionales) sobre lo que consideraban que podía convertirse en un problema. A cualquiera de ellos se les puede pedir nuestras cartas e informes. Un saludo.

    ResponderEliminar
  21. Hola. Soy Sergio Couto, y trabajé en la Fundación Gypaetus en control de venenos durante 6 años (hasta los despidos masivos), por lo que quisiera aclarar algunas cosas al respecto.

    Nunca nadie dijo que el problema del veneno se hubiese terminado (por lo menos nadie de la FG). ¿Si fuera así qué hacíamos 2-3 personas trabajando a tiempo completo en ese tema durante 6 años (2004-2010)? ¿por qué entonces el equipo despedido trabajamos y conseguimos, en 2010, un LIFE de 5,6 millones de euros para luchar contra el veneno en Andalucía? Lo que sí da lugar a debate es si se debe liberar o no quebrantahuesos existiendo riesgo de envenenamiento. Hay que tener en cuenta que esa amenaza existe, con mayor o menor incidencia, en toda la distribución mundial de la especie (África, Asia, evidentemente Europa, etc.), por lo que decidir no liberar hasta acabar con el veneno significaría no liberar en decenas de años (en el más optimista de los casos) en ningún sitio (el veneno, hasta la fecha, no se ha conseguido erradicar de ningún país). Es una opción muy respetable. Se podrían dedicar esos recursos a otros proyectos sobre biodiversidad.

    ¿EN QUÉ SE BASÓ LA DECISIÓN DE SOLTAR?:
    (sigo en el siguiente comentario)

    ResponderEliminar
  22. PORQUÉ SE HAN PARALIZADO LAS SUELTAS (REALMENTE):
    1. Una exigencia de los socios internacionales (EEP) era que debía haber gente con experiencia para realizar las sueltas: El despido del equipo íntegro se ha pasado por el forro esta norma internacional. Para más inri, desde los despidos se han dejado de hacer procesos públicos de selección: la gente la escoge "a dedo" el gerente. Esto los socios internacionales lo saben.
    2. Otra de las exigencias del EEP es que para garantizar las sueltas la FG debe estar dedicando recursos ACTIVAMENTE contra el veneno. Desde los despidos las 3 personas de lucha contra el veneno/seguimiento han sido sustituidas por una sola y sin experiencia. A esta persona se le han dado instrucciones de NO salir al campo. La denuncia de esta situación le ha costado el puesto a uno de los nuevos trabajadores de la FG el pasado mes de mayo (el correo-e está disponible). La FG lleva meses sin hacer nada contra el veneno en Castril (ver facebook y pag. web). Esto el EEP lo sabe.
    3. Continúan los problemas de gestión de la FG, lo que (si no se solucionan) hacen peligrar (como se advirtió en la carta de los 15 trabajadores) el futuro de la entidad. Esto también lo sabe el EEP.
    4. Han muerto dos quebrantahuesos más en el sitio donde se sabía que había más riesgo, lugar donde nadie de la FG se había presentado hacía meses. A pesar de disponer de cientos de miles de euros para esas labores. Esto también lo sabe el EEP.

    A la luz de esta información (que se puede corroborar fácilmente) ¿a alguien le extraña la paralización del programa?

    ResponderEliminar
  23. ¿EN QUÉ SE BASÓ LA DECISIÓN DE SOLTAR?: Para responder a esa pregunta (¿cuanto veneno hay? y cuando lo supimos, ¿es recomendable soltar ejemplares con esos datos?) estuvimos varios meses recopilando, depurando y analizando los datos de venenos de los que se disponía en los últimos años contrastando esa información por medio de SIG e incluyendo aspectos relacionados con la ecología de la especie, usos de suelo (cinegético, forestal), etc.. El informe (si no lo han quitado ya, está disponible en la página web de la FG). Entre las conclusiones del informe estaba que la incidencia del veneno era muy baja (aún habiendo cierto riesgo) en las sierras de Cazorla, Segura y Las Villas (lugar además seleccionado por el modelo matemático como mejor hábitat para la especie de toda Andalucía). Esto era una oportunidad HISTÓRICA. Había "poco" veneno en las mejores sierras para la especie, había recursos económicos (un proyecto LIFE), ejemplares disponibles (centro de cría), una organización que entonces funcionaba bien (la FG) y el apoyo de la Junta y de la gente de la sierra. Gracias al LIFE había también un equipo de profesionales (seleccionados en un proceso público y transparente) que podrían trabajar a tiempo completo en hacer realidad este sueño.
    Ante este contexto, y a la vista del informe, TODOS los agentes sociales implicados dieron el visto bueno al proyecto: los socios internacionales (entre otros, la gente de Alpes, quienes dan gran parte de los pájaros), la Comisión Europea, los expertos en la especie (Margalida, Donázar, etc.) el ministerio de Medio Ambiente, la Junta, Ecologistas en Acción, SEO, etc. etc.
    La idea fue empezar a soltar en la sierra de Segura (un lugar bastante "seguro")y trabajar muy duro en esta sierra y el resto de sierras Andaluzas(donde había más incidencia de veneno). Básicamente ir soltando en las sierras a medida que se van "limpiando" de veneno hasta niveles razonables. Creo que no hay que decir que el informe acertó con las previsiones de veneno (en las sierras de Cazorla, Segura y Las Villas se ha demostrado que los quebrantahuesos pueden vivir y establecerse: no ha muerto ninguno en estas sierras por veneno). Y que, hasta hace bien poco el programa (aún con las esperables bajas) era un éxito.

    En cuanto a Castril (con más incidencia de veneno) se estaba trabajando muy duro (y consiguiendo resultados poco a poco: sentencias duras, acusaciones particulares de los ayuntamientos, implicación en la lucha de ganaderos, veterinarios y cazadores, Red de Municipios, etc.) hasta que Jesús Charco despidió a todo el equipo (a raíz de la famosa carta que firmaron los 15 trabajadores de la FG) con el único fin de no tener que rendir cuentas de su (en opinión de todas las demás personas de la FG) nefasta y catastrófica gestión. Como ya sabéis Charco se salió con la suya.

    Apenas 6 meses después tenemos dos quebrantahuesos más muertos y el programa paralizado. ¿a qué se debe esto?

    ResponderEliminar
  24. Lorenza:
    tu comentario de las 17:28 es para enmarcarlo. Los años queman, pero también vacunan. Hay que ser nadadores de fondo.

    Sergio, Mariano:
    no conozco las interioridades de la Fundación Gypaetus, pero es evidente que habláis con fundamento y conocimiento de causa. Y con pasíón -contenida- que también hace falta. Gracias por expresaros a través de este blog, al que dáis razón de ser.

    Pregunto:
    la "famosa carta" de los trabajadores de la FG, ¿llegó a hacerse pública?

    ResponderEliminar
  25. Fantástico el debate que se ha suscitado, Javier. Para no extenderme, resumo mi opinión al respecto:

    - La lucha contra el veneno no puede recaer exclusivamente sobre la Fundación Gypaetus. Si no hay agentes vigilando, es una batalla perdida. Las políticas - bien lo sabes, Javier - solo contemplan la protección en el enunciado de los instrumentos normativos, pero el contenido es siempre predominantemente de explotación. La protección se lleva a cabo con acciones concretas, con medios materiales y personales. Lo demás es palabrería publicada en BOE o BOJA.

    - En cuanto al proyecto de reintroducción del quebrantahuesos, hasta el momento todo lo que sé es que la Fundación no dado ninguna explicación que contradiga lo que cuentan Sergio, Lorenza, Mariano o Carlos Ruiz, al contrario, la única preocupación que he podido constatar es la de borrar sus comentarios para evitar que esta situación se conozca. Ese es un dato objetivo, otro dato objetivo es que no son las primeras muertes de quebrantas, y el tercero es que el programa se ha paralizado ahora, y no con las anteriores muertes. Así que yo he sacado mis conclusiones y apuntan a un problema de gestión añadido al del veneno. Y cada cual que saque las suyas.

    Saludos a todos.

    ResponderEliminar
  26. Buenos días:

    Un sólo huevo envenenado acaba con 100 años de trabajo.

    Una sóla cerilla en manos de un resentido, acaba con medio Parque.

    Eso sí que es un "delicado ecosistema".

    Gestión, gestión, gestión ¿Se ha hecho? ¿Se ha coordinado?

    En la caza, sí.

    Hoy, los mejores están en la calle porque ¡¡¡¡discrepan!!! científicamente. Eso sí que es desolador.

    De verdad, hagamos autocrítica todas las partes implicadas en el Parque...pero todas ¡eh! Porque los personalismos y las incompetencias profesionales claman al cielo.

    Empecemos por la duplicidad y la competencia desleal de las Empresas Públicas que distraen y reducen medios de lo que verdaderamente es su competencia ¿Que hace Egmasa organizando cacerías en las que no paga más del 30% de los cazadores-el resto, amigotes, cargos políticos y enchufados de los guardas- ¿Qué hace organizando excursiones comerciales en coches "oficiales" y zonas exclusivas que pagamos todos? ¿Qué hace explotando, deslealmente, casas forestales para el turismo rural? ¿Qué es eso de "guardas cinegéticos"?

    Si atraviesas a las 8 de la mañana la carretera de Cazorla a la presa de El Tranco, te cruzaras con más de 200 millones de pesetas en pickup, todo terrenos conducidos por una chavalita, un chavalito, un guardiecito. Ellos solitos en coches de 6.000.000 de pesetas (36.000 €, que se contar en euros ¡eh!)

    ¿Cómo que han despedido a la mayoría del personal de la Fundación por discrepancias?

    ¿Eso qué es? Pues, queridos amigos, es lo que denuncio: "Yo contrato porque es ¡MI FUNDACIÓN, PORQUE MI AMIGO EL CONSEJERO (o el que sea) ME HA DADO TODO EL PODER! Y SI ME LLEVAS LA CONTRARIA VAS A LA P.T. CALLE!...porque los gyaepetus y la viola y la capra y el susum corda me importan un carajo!...yo "exploto" el cargo y el sueldo (¡ah! y mi ego) ¡Yo lo valgo y tú no eres nadie!..."

    ¿O no es así?

    Tenemos un Parque Natural guapo de cara...pero cojo y manco.

    En manos de políticos mediocres no puede haber más que un Parque Demediado...que es lo que tenemos.

    Un saludo.

    Kaleidón.

    ResponderEliminar
  27. Hola Javier

    Soy un ex-trabajador de la Fundación, los que actualmente trabajan aquí supongo que no quieren meterse en lios y no escriben en estos foros (para ellos lo principal y así lo comentan, es hacer bien su trabajo y dejarse de polémicas). Pero yo si te diré algo, si quieres saber lo que realmente está pasando, y te lo digo a ti y a los seguidores de tu magnífico foro, pregunta en en la Fundación. Por que, que mal juicio se está haciendo contando solo con una de las partes. Me da pena cuando haces comentarios del tipo "Gracias por aportar argumentos en este blog y, sobre todo, por hacerlo con fundamento".
    Nada que objetar a que agradezcas la colaboración en tu foro, al contrario, me parece muy educado y correcto por tu parte, pero de que aporten argumentos con fundamento eso ya es otra cosa.
    Si alguien realmente quiere saber que está pasando, ¿no creeis que la mejor via es escuchar a la otra parte y luego contrastar?. La otra parte no se va a manifestar aquí, de hecho se dedica a hacer su trabajo lo mejor posible y no contestar a estas provocaciones procedentes de personas dolidas por su despido.
    Como vivo en Cazorla y aquí todos nos conocemos, lo primero que quiero aclarar es que el programa de reintroducción no se ha detenido, ni mucho menos, todo continua igual o incluso mejor que antes, con menos personal, es decir, costándole menos al contribuyente.
    Este año el centro de cría ha tenido un record histórico de pollos (9, el doble de la media de estos últimos años), aunque les duela a Sergio Couto, Lorenza Olivares o Mariano Liñán. El programa europeo (EEP) no solo no ha retirado la confianza a la Fundación, como dicen, ni las instituciones nacionales o internacionales, si no que la ha reforzado precisamente por la buena gestión que ahora se está haciendo ... y en plena crisis económica. Hace tan solo unos días ha habido uno de los anuales intercambios de pollos entre los centros de cría de Viena, Valcalent y Cazorla, es decir, lo normal, lo de siempre. Todo sigue igual o, repito, incluso mejor. Este año todos los trabajadores están cobrando, mes a mes, por que la gestión económica de la Fundación ya corre a cargo al 100% del nuevo gerente: Jesús Charco, ese al que tanto critican. Y lo critican por que fue él el que los despidió, por tanto, no hagais tanto caso a estas personas que tienen mucha palabrería e intereses personales (los comentarios de Sergio Couto del 4 de junio son todos o mentira o medias verdades).
    En cuanto a la educación ambiental, charlas en los colegios, reuniones técnicas con los colectivos de la sierra, en los años 2003, 2004, 2005, las hacíamos nosotros con una intensidad sin precedentes en la sierra, luego se fueron relajando hasta casi desaparecer entre 2009 y 2010, ahora afortunadamente se están recuperando y llegando a colectivos que nunca antes habían llegado.
    Y lo más importante, el puñetero veneno. Que bien se les da criticar a estos impresentables. Cuando ellos trabajaban en la Fundación murieron 6 quebrantahuesos. Cuando ellos son despedidos mueren estos 2 últimos y en vez de ofrecer su apoyo o condolencias se ponen a criticar la gestión del nuevo gerente buscando y rebuscando argucias para desprestigiarlo, a él y a la Fundación. Para los que hemos conocido bien la Fundación, sus comentarios rallan el cinismo.
    No sé si Jesús Charco querrá escribir en este foro, pero debería hacerlo y explicar bien claro quienes son estos personajes.
    Más información en el centro de cría, en el centro temático de Cazorla o en la oficina técnica de Jaén.
    Ah, yo fui despedido por un gran amigo de Sergio, Lorenza y Mariano, cuando hizo las veces de gerente hasta que llegó el nuevo. De mi despido y el de otros compañeros en 2009 no dicen nada en este foro. Claro, ellos son los superhéroes que se hicieron dueños de la fundación. Gracias, Jesús, por limpiarla de estos impresentables.

    ResponderEliminar
  28. Esto... bueno... en fin... o sea... quería decir... que entiendo por "fundamento" que son argumentos de personas que conocen el tema desde dentro, cosa que es muy positiva porque en estos asuntos suele haber inflación de opinadores externos. Pero como en todo conflicto, siempre hay "otra parte", y también agradezco -y creo que todos los lectores de este blog- que hayas expresado esos otros argumentos.

    Soplan por ahí vientos favorables a la transparencia en la cosa pública, que son los que impulsan las velas de este blog, abierto a todas las opiniones siempre que se expresen con respeto. Por cierto, este asunto está despertando un sorprendente interés, según muestran los contadores de visitas a esta entrada del blog.

    ResponderEliminar
  29. Interesante la opinión de anónimo, es imprescindible conocer todos los puntos de vista. Pero sigo sin entender algunas cuestiones, queda claro que hubo record de nacimientos este año, queda claro que con anterioridad murieron 6 quebrantas a causa del veneno. ¿Y entonces por qué este año se han paralizado las reintroducciones y no antes?

    ResponderEliminar
  30. Lo digo porque claro, para los que no conocemos las interiorides de la Fundación, lo que trasciende es el contraste entre la situación anterior y la posterior a los despidos.

    ResponderEliminar
  31. jajajajajajaja...¡olé...olé y olé!

    ¿No querías sopa..? ¡tres tazas!

    Yo despido
    Tú despides
    Ellos nos despiden.

    Bonito verbo ¡voto a bríos!

    Demediado
    Rampante...e Inexistente.

    Kalidón.

    ¡Ah! Al anfitrión del blog:

    Para hacer tortillas hay que romper huevos...

    ResponderEliminar
  32. Kalidón, aquí muchos - me incluyo - hablamos de romper huevos y de cómo deberían romperse, Javier los rompe.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  33. ...pero sólo un poquito.

    ResponderEliminar
  34. (continuación)
    Este equipo consiguió un proyecto LIFE de 5,6 millones de euros, el mayor que ha conocido la FG en su historia (y que da fe del conocimiento que este equipo tenía de la dimensión del problema, así como de la capacidad de movilizar recursos para hacerle frente): http://ec.europa.eu/environment/life/project/Projects/index.cfm?fuseaction=search.dspPage&n_proj_id=3828
    De los 5,6 millones de euros del proyecto, el equipo anterior consiguió comprometer por escrito 4,6 millones, conseguir el millón restante era, y sigue siendo, trabajo del gerente. Aún no tengo noticias de que haya conseguido nada (aquí puede que esté equivocado, si es así espero que se me corrija).

    El documental sobre el proyecto de reintroducción premiado como “Premio RTVA a la Mejor Producción Andaluza”: http://www.cienciasambientales.com/es/noticias-ambientales/el-documental-la-sierra-incompleta-de-la-fg-premio-rtva-a-la-mejor-produccion-andaluza-en-el-festival-del-cine-del-aire-de-fia-el-yelmo-2010/

    En fin, ya veis, un auténtico equipo de “impresentables”. Ahora gracias a Jesús Charco, con menos personal, con el mismo presupuesto, pero con menos dinero que nunca para seguimiento y control de amenazas, dos nuevas muertes y con las sueltas paralizadas, sí que van las cosas bien.

    Pero sigamos con las cuentas: de los 550.000€ ya sólo quedan 450.000 €, a los que hay que quitar el sueldo del gerente, cuyo coste empresarial asciende a aprox. 65.000 € anuales. Que conste que no critico que alguien cobre más de 3 mil euros al mes + pagas extras. Si es un sueldo justo o no, dependerá, en este caso, de la capacidad del gerente de captar fondos y llevar a buen puerto la entidad y sus proyectos. Del balance entre el gasto que supone y el buen devenir económico y de gestión de la entidad se puede deducir si se está regalando el dinero o se ha hecho una inteligente inversión. A la luz de los resultados hasta la fecha, que cada cual saque sus propias conclusiones.

    Ya nos quedan 380.000 €. De esto van unos 300.000 € para el Centro de Cría (por fin dinero bien invertido, felicidades compañeros!), quedando unos 80.000 € para seguimiento y control de amenazas. Como podéis ver, se han gastado cifras similares en “renovar” al molesto equipo, en el sueldo de alto ejecutivo del gerente y en el seguimiento y control de amenazas de los quebrantahuesos liberados. Cada cual que saque sus conclusiones.

    En algo estoy 100% de acuerdo con “anónimo”, una buena fuente de información es preguntar a cualquier trabajador de la Fundación. Os invito a que lo hagáis. Un ejemplo del concepto que de Jesús Charco tienen sus trabajadores, tanto a nivel profesional como humano, y de su “esto va mejor que nunca”, puede verse en la carta escrita por los 15 trabajadores de la FG (todos) al presidente de la entidad, hace menos de un año (agosto de 2010). Reproduzco aquí también un extracto:
    “Sin embargo, estos logros [en referencias a los del equipo antes de la llegada del gerente] contrastan con las actitudes y carencias del Sr. Charco, las cuales están provocando una honda preocupación entre nosotros, los trabajadores, por la imagen y el futuro de nuestra entidad.”

    “[…] Desde entonces [en referencia a la incorporación de Charco] se ha venido haciendo patente la ausencia de directrices definidas, la arbitrariedad en las disposiciones y respuestas de la gerencia, y, de una manera especial en los últimos meses, se vienen detectando una severa desatención de las competencias más inherentes a su cargo, tanto en la gestión de personal y económica como en la representación pública de la Fundación. Nuestro desasosiego profesional y desconcierto ante la forma de actuar del gerente, que compromete seriamente el desarrollo del proyecto, y nuestra incapacidad para solucionar los problemas de comunicación con el mismo, nos impele a transmitirle esta información.”

    Como podréis deducir, el comienzo de los despidos de “los superhéroes”, como nos llama “anónimo”, fueron a raíz de suscribir esta carta.
    (sigue en el siguiente comentario)

    ResponderEliminar
  35. Pido a todos disculpas (a ti el primero Javier) por la longitud de mi comentario.

    Espero que lo aclaratorio del contenido sirva para que me disculpéis.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  36. Kalidón,
    te agradezco tu consejo sobre cómo hacer tortilla, pero no pretendo hacer ninguna tortilla ni me gusta romper nada. Yo soy más de paellita, me gustan las comidas donde hay muchos ingredientes para que cada uno exprese sus sabores y sus matices.

    ResponderEliminar
  37. Parece que Sergio Couto ha tenido problemas con parte de su mensaje, que queda incompleto.
    Me parece bastante lamentable el mensaje de “anónimo”, que no tiene siquiera la valentía de firmar el documento.
    La gente no es tonta, y sabe distinguir la paja de lo sustancial, las opiniones de los hechos contrastados, y eso es lo que se está aportando aquí, pruebas y hechos objetivos.

    Por centrarme en alguno de los múltiples temas de los que se pueden dar datos. Dice anónimo que las acciones de educación ambiental se han abandonado entre 2009 y 2010.
    Bueno pues aquí van algunos datos objetivos, frente a esta afirmación:
    Entre 2008 y 2010 se organizó una campaña divulgativa en los centros escolares de la práctica totalidad de los municipios de los parques de Cazorla, Segura y Las Villas, Castril y Sierra Nevada.
    Para que la actividad no fuese puntual, tuviera mayor impacto y los escolares tuvieran la oportunidad de profundizar en los temas tratados en las charlas, se editó un cuaderno divulgativo, llamado ¡Vuela!, que se repartió en todos estos centros. Este es el enlace para ver el cuaderno (si no funciona el enlace, copiar y pegar en la barra de direcciones:

    http://www.gypaetus.org/uploads/uploads/mediateca/1761198fb91336bf04a2f5e7763544b2fb1e57de.pdf

    Además se preparo una guía para el profesor, de forma que las actividades propuestas en el cuaderno se pudieran desarrollar de la forma más provechosa posible. Este es la Guía:

    http://www.gypaetus.org/uploads/uploads/mediateca/fd36fe6f4604dade6dcf19a50ce59b9f6dc77609.pdf

    Sigue en el siguiente comentario

    ResponderEliminar
  38. Para mantener el interés de los niños y niñas, a los centros participantes se les enviaba periódicamente una postales redactadas por “Tono” el quebrantahuesos viajero, en las que les relataba sus peripecias durante sus numerosos viajes por la geografía española. Estas son las postales:

    http://www.gypaetus.org/uploads/uploads/mediateca/fb8ac5bb7e8a6c576a88cf95567058ce713b0d85.pdf

    A los centros se les propuso participar en un certamen de cuentos sobre el quebrantahuesos. Más de 1200 alumnos participaron en el concurso, de lo que deja constancia esta noticia:

    http://www.gypaetus.org/noticias/ver/id/56/seccion/participa_noticias

    El certamen tuvo sus premiados, que fueron invitados a una jornada cerca del centro de cría. Esta es la noticia:

    http://www.gypaetus.org/noticias/ver/id/61/seccion/participa_noticias

    Como resultado final de todo este esfuerzo, se publicó un libro con los cuentos ganadores. Este es el libro:

    http://www.gypaetus.org/uploads/uploads/mediateca/1c22a6bce5f83f512c980aee28e5535d613fbb6b.pdf

    En fin, las cosas se demuestran con hechos objetivos.
    Lo mismo se podría hacer con muchas de las afirmaciones que ha hecho anónimo.

    ResponderEliminar
  39. Es increible el cariz que esta tomando este tema. Pero lo que ya está bien claro es que a Sergio Couto y Carlos Ruiz les mueve más el interés personal y las críticas y luego su defensa (atacando) que el hecho de que hayan muerto 2 quebrantahuesos, lo que pensabamos que sería el eje del foro. Tios, si teneis un problema con el gerente soluccionarlo con él, pero dejadnos en paz con vuestros rollos.

    ResponderEliminar
  40. Hola soy un ecologista que por trabajar en la Junta no me voy a identificar, perdonad.
    Creo que el problema de fondo de esta discusión es que el Sergio y el Carlos están muy pero que muy dolidos por su despido y la quieren liar para vengarse de quien los despidió. Aquí han visto un buen foro y lo aprovechan. Entiendo que el moderador no los eche, pero es lo que se merecen, por utilizar esto para sus intereses personales.
    Andrés, después de leer a un anónimo dice “Lo digo porque claro, para los que no conocemos las interioridades de la Fundación, lo que trasciende es el contraste entre la situación anterior y la posterior a los despidos”. Hombre, Andrés, si solo les escuchas a ellos, claro. No hay situación de antes o después, todo sigue funcionando más o menos igual. Desde que se creó esta Fundación varios amigos y conocidos míos han trabajado en ella. Unos ya no están, otros siguen y hay gente nueva que no conozco, pero en esencia se siguen haciendo más o menos las mismas cosas que antes. Estos Carlos Ruiz y Sergio Couto fueron despedidos y por eso están como están, pero si quieres más información llama al gerente de la Fundacióne o al coordinador regional del programa de aves necrófagas de Andalucía, ellos por su trabajo no escriben en estos foros pero te informarán y, aunque no les creas, por lo menos tendrás un poco más de información para contrastar.
    En estos días se ha hablado mucho de la no liberación de quebrantahuesos este año. Podemos estar o no de acuerdo, pero en lo que sí tenemos que estar todos de acuerdo y luchar con fuerza es en terminar con la lacra del veneno. No mueren solo quebrantahuesos, también águilas imperiales, buitres negros e incluso algún lince. Hasta ahora se habían hecho muchas actividades, como las que cita aquí un anónimo y luego Carlos, que están muy bien, pero son claramente insuficientes para acabar con el veneno, y a los hechos me remito. La Estrategia andaluza de lucha contra cebos envenenados es puntera en Europa. Andalucía ha sido la comunidad mejor valorada de España en el reciente informe del WWF-ADENA en la lucha contra el veneno. A esto están contribuyendo la Estrategia y la Fundación Gypaetus. Pero no es suficiente, hay que seguir luchando, más y mejor y en eso precisamente es en lo que me consta que están.
    No tengo respuesta a lo que pregunta Andrés “¿Y entonces por qué este año se han paralizado las reintroducciones y no antes?”, pero entiendo que debe ser una forma de decir BASTA YA. Que muera uno de los quebrantahuesos liberados envenenado puede asumirse, pero que muera un tercio ya es demasiado, lo sensato desde mi punto de vista, es acabar con el veneno o reducir su uso hasta mínimos tolerables que permitan el crecimiento de las poblaciones de especies tan amenazadas como el alimoche o el quebrantahuesos. El comentario generalizado aquí es que no se liberaran este año, el que viene probablemente sí, es decir, que para este año se tiene que estar preparando algo gordo para acabar con el veneno en Castril.

    En estos días se ha hablado mucho de la no liberación de aves este año. Podemos estar o no de acuerdo, pero en lo que si que tenemos que estar todos de acuerdo y luchar con fuerza es en terminar con la lacra del veneno. Hasta ahora se habían hecho muchas actividades, como las que cita aquí un anónimo y luego Carlos, que están muy bien, pero son claramente insuficientes para acabar con el veneno, y a los hechos me remito. La Estrategia andaluza de lucha contra cebos envenenados ha sido la mejor valorada por WWF-ADENA

    ResponderEliminar
  41. Hola, acabo de enviar el último comentario. Perdón por el último párrafo, se ha colado sin querer, viene de un borrador de corta y pega que podeis ver más arriba en el 4º párrafo.

    ResponderEliminar
  42. Para anónimo (otro más)
    Poca gente habrá a la que le importe más que hayan muerto los dos quebrantahuesos. Para mi no eran dos quebrantahuesos, eran Cata y Pontones, los conocía desde que eran pollos, los estuve alimentando y vigilando mientras crecían y aprendían a moverse, a volar.
    En sus primeros vuelos los perseguía (yo y el resto de compañeros y voluntarios que a lo largo de los años 2006-2010 han participado en los procesos de hacking), por el monte aunque fueran a parar al sitio más inaccesible, cuando aún no eran capaces de controlar la dirección de su vuelo, para poder tenerlos localizados y poder llevarles comida.

    Hemos seguido con atención los movimientos de estos ejemplares a través de las localizaciones que llegaban gracias a los emisores con los que iban equipados. Hemos recorrido cada lugar que visitaban para asegurarnos que la situación era adecuada para ellos, para detectar a tiempo si llegaban a una zona peligrosa, para hablar con la gente del campo de esas áreas y avisarles de que tenían visita, y aclararlos que eran quebrantahuesos, que no son peligrosos, que estaríamos por allí, que nos avisasen si los veían.
    (sigue a continuación)

    ResponderEliminar
  43. Hemos estado pendientes cada vez que alguien en la sierra los veía y nos avisaba, preocupados por pedir fotos para comprobar el estado del ejemplar, de explicar a los observadores a quien habían visto, de agradecerles su colaboración.

    Hemos echado más horas que un reloj cada vez que ha ido necesario, para llevar a cabo este trabajo (por otro lado tremendamente satisfactorio), para conseguir más fondos para que en Andalucía se pueda luchar de forma efectiva contra el veneno.

    Hemos contenido la respiración, con angustia, cada vez que un emisor comenzaba a dar señales repetidas en el mismo sitio, cruzando los dedos por que fuese debido a que el emisor se hubiera desprendido y no porque el ejemplar estuviese muerto.

    Así que, sí, en efecto nos mueve algo personal, porque hemos dedicado mucho tiempo a cuidar de estos animales.

    Sin embargo, lo que aquí estamos tratando de hacer es denunciar una situación que está provocando que todo el trabajo realizado anteriormente, no sólo por nosotros, el antiguo equipo de la FG, sino por otros técnicos que también trabajaron en el proyecto, de EGMASA, los agentes de medio ambiente, toda la gente que de una u otra forma ha colaborado en algún momento con el proyecto, los pastores que nos han ofrecido ovejas, los voluntarios que han dedicado sus tiempo libre a poner su granito de arena, toda la población local que se ha volcado con el proyecto, que todo el trabajo de esa gente repito, se vaya a la mierda.

    No te preocupes que en nuestras disputas personales con Jesús Charco ya hemos acudido a los tribunales de justicia, que de momento nos van dando la razón.

    Creo que no es muy difícil entender la relación entre causa efecto, que en este caso está muy claro.

    Un saludo
    Carlos Ruiz

    ResponderEliminar
  44. Para Anónimo,
    Comienzas el correo diciendo “Hola soy un ecologista que por trabajar en la Junta no me voy a identificar, perdonad.”

    Esto es una señal de que algo no va bien. Porque vale, trabajas para la junta y por eso no te vas a identificar.
    No veo en tu correo nada ofensivo (otra cosa es que no compartamos el mismo punto de vista), no revelas ningún secreto que tu cargo, o puesto de trabajo te impediría revelar.
    Vamos que escribiendo este comentario no haces nada por lo que se supone que si alguien, superior laboral tuyo, supiese tu identidad te podría “meter un puro”.
    ¿Entonces por qué no das tu identidad?
    Se me ocurren dos razones:
    1. Que no te da la gana de decir quién eres y punto. En ese caso estás en tu derecho, y no hace falta poner excusas.
    2. Que realmente no quieras hacerlo porque verdaderamente crees que te puedes buscar un problema. En ese caso la situación me parece cuando menos preocupante. Porque, como ya te digo no veo que haya nada malo en tu comentario. Todo lo más yo sabría quien eres y podría discutir contigo sobre nuestros diferentes puntos de vista (dos personas con diferentes opiniones pueden mantener una discusión, con sus argumentos y sus razonamientos, y no pasa nada por ello). Creo que se llega a este punto porque estamos acostumbrados a que las represalias puedan venir en cualquier momento, aunque sean injustas. Porque no nos revelamos ante estas situaciones. Si de verdad crees que por dar tu opinión en un foro, decir quién eres y trabajar en la junta, te puedes buscar problemas, entonces en la junta tenéis un problema muy gordo. Nosotros dimos una opinión, por los cauces reglamentarios, sobre una situación que nos preocupaba en nuestro trabajo y el resultado fue que nos echaron (a todo el que abrió la boca) a la calle. Si a alguien le parece esto normal, que lo diga. Pero desgraciadamente creo que a mucha gente se lo parece, aunque no se dé cuenta, y de ahí el miedo de mucha gente a decir quién es.

    ResponderEliminar
  45. Leo con tristeza algunos de los últimos comentarios en este blog. Creo que cualquiera que desde finales de los 80 haya tenido contacto con el programa de reintroducción debería sentirse apenado por la paralización de las sueltas. Se mire como se mire no es una buena noticia y, por supuesto, creo que tampoco puede considerarse un indicador de la buena marcha del proyecto.
    Por desgracia, vivimos en un país donde uno no triunfa por sus méritos, sino por saber aprovechar mejor que su contrincante “lo que los demás no saben”, a base de construir, una sobre otra, edulcoradas mentiras basadas, eso sí, en argumentos aparentemente razonables, hasta que la maraña es tan grande que, por si acaso, el político de turno, termina por no marear demasiado el asunto no vaya a ser que le salpique.
    ¿Qué puede mi verdad, la de un puñado de técnicos, frente a la engrasada maquinaria de nuestra sacrosanta administración y sus acólitos? Bien poco.
    Pero aún así, lo intentamos dirigiéndonos durante meses a los responsables del programa: primero al gerente de la Fundación (en diferentes ocasiones y finalmente de manera conjunta el 18 de junio de 2010), después a su presidente (en diferentes cartas, la primera de ella fechada el 19 de agosto y firmada por TODOS, no sólo los posteriormente despedidos, trabajadores de la entidad) y uno a uno a todos los patronos (en octubre, noviembre y diciembre de 2010 y enero de 2011) hasta llegar al propio Consejero de Medio Ambiente, el pasado mes de marzo. Todas estas comunicaciones, se hicieron, incluso después de los despidos, por cauces internos.
    Os ruego, que repaséis mis intervenciones en este blog y me señaléis qué es lo que consideráis tan “impresentable”. ¿Es impresentable defender que no se criminalice a un colectivo por lo que hacen mal unos pocos? ¿Es impresentable pedir mayor unidad y coordinación de los recursos públicos que hoy se destinan a luchar contra el veneno? ¿Es impresentable tratar de aclarar, brevemente y sin descalificar a nadie, un comentario inexacto sobre mi persona?
    Claro que un despido injusto duele ¿a quién no? (Por cierto, yo me identifico y pongo a vuestra disposición tanto mis contratos, como la carta de despido y la resolución judicial, fechada el pasado 8 de marzo, por la que se da por extinguida mi relación profesional con la FG). Pero mucho más me duele caerme a estas alturas del guindo y darme cuenta de cómo funcionan las cosas...
    ¿Es “interno” un problema que paraliza sine die las liberaciones en un proyecto de la trayectoria y envergadura del Programa Andaluz de Reintroducción del Quebrantahuesos? ¿Puede calificarse de buena gestión, aquella que gasta 100.000 euros de dinero destinado a conservación de la biodiversidad a pagar indemnizaciones por despidos improcedentes para cambiar a unos técnicos por otros? ¿Es técnicamente aconsejable sustituir un equipo en bloque sin prever un mínimo periodo de traspaso de información clave y metodología? ¿Es éticamente admisible que una entidad financiada con fondos públicos contrate saltándose los principios de igualdad, mérito, capacidad y publicidad de convocatoria que recoge la Ley de Fundaciones? Pensar que sí, que todo vale, es triste, tremendamente decepcionante y desde luego muy incómodo. Porque a mí lo que me mueve hoy a escribir no es resentimiento, sino una profunda vergüenza torera. En febrero, la madre de uno de los niños que más saben de quebrantahuesos en toda la Sierra de Segura me preguntó qué estaba pasando en la Fundación, que hacía meses que no veían a nadie por allí...
    (continúa)

    ResponderEliminar
  46. (continuación)
    Mientras trataba de calmar la indignación de la mujer al saber que ninguno de los técnicos que conocía seguía en el proyecto, de repente, me di cuenta de que el niño nos escuchaba. La decepción que transmitía esa cara de 11 años, me dolió más que siete cartas de despido. Porque nadie, nunca, es imprescindible. Los proyectos evolucionan, las necesidades cambian, los equipos crecen o menguan según el momento. Esto es natural y así lo he entendido a lo largo de toda mi trayectoria profesional. Pero lo que no resulta tan sencillo de entender, ni de explicar, es qué terrible amenaza puede suponer para un "buen gestor" un equipo humano sin más poder que el que le confiere su experiencia y su criterio profesional.
    Por eso, y porque, por desgracia, se está viendo que podíamos estar en lo cierto, he participado en este blog y lo seguiré haciendo en cuantos foros (en el estricto sentido etimológico de la palabra) tenga oportunidad, vecino a vecino, café a café, en la plaza del pueblo o en mitad de los Campos de Hernán Perea. Compromiso con el programa, SIEMPRE, pero de manera crítica, demandando explicaciones y responsabilidades cuando toque. No creo ser la única que ya está harta de “brotes verdes” y de aguantar que nos vendan que la botella está medio llena cuando en realidad está a punto de romperse. Estoy convencida de que hay medios técnicos, económicos y humanos suficientes para controlar (al menos en niveles aceptables) las amenazas que pueden poner en riesgo el regreso definitivo del quebrantahuesos a nuestras sierras. Pero hay que trabajar y no, como un día nos dijo el señor Charco, “vivir de las rentas”, porque la fundación “ya había demostrado de lo que era capaz”. Y lo peor es que en cuanto pase el chaparrón y cambien un par de sillas en Sevilla, decidirán que el veneno “ya está controlado” y volverán todos a hacerse juntos la foto. Y si el trabajo y el dinero invertido hasta ahora se pierde o no se le saca todo el rendimiento que se debería, pues ya está. La ignorancia, el engreimiento y la irresponsabilidad unidas al bastón de mando. Ésa y no otra es la única amenaza a la que ni los técnicos más avezados pueden hacer frente. Sé que me he embarcado en una batalla perdida, pero como ya he dicho, aún tengo la fortuna de apasionarme y creer en lo que hago. Y mientras la gente despierta y “exige” en su calidad de ciudadano y contribuyente, yo trato de consolarme pensando que aquellos con los que tuvimos la oportunidad de colaborar más estrechamente saben que hicimos un buen trabajo o, al menos, que lo hicimos lo mejor que supimos y nos dejaron. Que fuimos de frente, convencidos de lo que hacíamos. Que pese a la decisión, para muchos absurda de paralizar las sueltas, algo de todo aquello quedará en la sierra. Y, sobre todo, que en algún momento, dejará de doler. A todos, como siempre, un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  47. Conocí en primera persona el trabajo de la fundación hace poco menos de un año. Pasé dos semanas agarrado a la espalda de los técnicos que trabajaban en ese momento para poder retratar con fidelidad su trabajo y sólo puedo expresar mi admiración. Era admirable su manera de trabajar, su entrega y su empeño en hacer las cosas impecables. Y vaya, todo sea dicho, como se habían ganado la amistad y el compañerismo de las gentes del lugar. Y hablo en pasado porque, esos profesionales que conocí, ya no siguen desempeñando su labor.
    Recuerdo que por aquel entonces algo ya no andaba del todo bien, recuerdo conversaciones entre ellos en las que se les veía terriblemente afectados por las actuaciones que el sr. Charco empezaba a llevar a cabo (o simplemente porque no las llevaba) y recuerdo también cuando, poco tiempo después de mi visita, llegó a mi la noticia de que por presentar sus disconformidades con la gestión habían sido despedidos.

    Dos quebrantas muertos es una catástrofe, no considero que se le pueda achacar a nadie la culpa de esas muertes, salvo al envenenador. Sin embargo sí que es sencillo observar la evolución desfavorable de la fundación hasta desembocar en esta anulación de las liberaciones. Acción que condenará (no nos olvidemos) a varios ejemplares a habitar una jaula el resto de sus días.

    No tengo mucho más que decir, dar la enhorabuena al administrador del blog, mis mejores deseos para los nuevos trabajadores de la FG y mi eterna enhorabuena a Carlos, Sergio, Lorenza y demás técnicos que hicieron volar al quebranta de nuevo.

    Aquí la entrada correspondiente a la visita referida:
    http://proyectosamana.blogspot.com/2010/07/dia-46-parque-natural-de-sierra-de.html

    ResponderEliminar
  48. Sigo con el mensaje de Sergio.
    (continuación)
    Este equipo fue premiado por la Comisión Europea, con el premio “Best LIFE projects 2010”:

    http://ec.europa.eu/environment/life/bestprojects/bestnat2010/index.htm

    Su trabajo, incluido el desarrollado cuando moría un quebrantahuesos, fue considerado “experiencia ejemplar”, en dos ocasiones, por la plataforma RUNA (Fundación Félix Rodriguez de la Fuente):
    http://www.ruralnaturaleza.com/og/experiencias-ejemplares/propuesta/el-ejemplar-caso-de-la-quebrantahuesos-segura

    http://www.ruralnaturaleza.com/og/experiencias-ejemplares/propuesta/la-labor-ejemplar-para-la-recuperaci%C3%B3n-del-quebrantahuesos-de-l

    Os invito a que entréis en la página web de la FG y busquéis qué ha hecho la FG en lo que va de año en Castril. Si alguien lo encuentra, por favor, que lo cuelgue en el foro.

    Este equipo consiguió un proyecto LIFE de 5,6 millones de euros, el mayor que ha conocido la FG en su historia (y que da fe del conocimiento que este equipo tenía de la dimensión del problema, así como de la capacidad de movilizar recursos para hacerle frente):

    http://ec.europa.eu/environment/life/project/Projects/index.cfm?fuseaction=search.dspPage&n_proj_id=3828

    De los 5,6 millones de euros del proyecto, el equipo anterior consiguió comprometer por escrito 4,6 millones, conseguir el millón restante era, y sigue siendo, trabajo del gerente. Aún no tengo noticias de que haya conseguido nada (aquí puede que esté equivocado, si es así espero que se me corrija).

    El documental sobre el proyecto de reintroducción premiado como “Premio RTVA a la Mejor Producción Andaluza”:

    http://www.cienciasambientales.com/es/noticias-ambientales/el-documental-la-sierra-incompleta-de-la-fg-premio-rtva-a-la-mejor-produccion-andaluza-en-el-festival-del-cine-del-aire-de-fia-el-yelmo-2010/

    En fin, ya veis, un auténtico equipo de “impresentables”.

    Pero sigamos con las cuentas: de los 550.000€ ya sólo quedan 450.000 €, a los que hay que quitar el sueldo del gerente, cuyo coste empresarial asciende a aprox. 65.000 € anuales. Que conste que no critico que alguien cobre más de 3 mil euros al mes + pagas extras. Si es un sueldo justo o no, dependerá, en este caso, de la capacidad del gerente de captar fondos y llevar a buen puerto la entidad y sus proyectos. Del balance entre el gasto que supone y el buen devenir económico y de gestión de la entidad se puede deducir si se está regalando el dinero o se ha hecho una inteligente inversión. A la luz de los resultados hasta la fecha, que cada cual saque sus propias conclusiones.

    Ya nos quedan 380.000 €. De esto van unos 300.000 € para el Centro de Cría (por fin dinero bien invertido, felicidades compañeros!), quedando unos 80.000 € para seguimiento y control de amenazas. Como podéis ver, se han gastado cifras similares en “renovar” al molesto equipo, en el sueldo de alto ejecutivo del gerente y en el seguimiento y control de amenazas de los quebrantahuesos liberados. Cada cual que saque sus conclusiones.

    (sigue en el siguiente comentario)

    ResponderEliminar
  49. (continuación, último fragmento)
    Por cierto, yo estuve, en 2010, cuatro meses seguidos sin cobrar, hasta que, al quinto mes, llegó el primer sueldo del nuevo LIFE+ sobre venenos que el equipo, luego despedido, habíamos conseguido (pongo la documentación al respecto a disposición de quien me la pida). Nunca recibimos una palabra de agradecimiento del gerente que gracias a esto pudo empezar a pagar sueldos pendientes, salvando, al menos momentáneamente, la peor crisis económica que ha sufrido la FG en su historia. Cuando esto ocurrió Jesús Charco llevaba once meses en el cargo, un periodo que estoy seguro que consideraréis más que prudencial para empezar a sentir cierta responsabilidad en lo referente a sus funciones.

    Hay varias cosas que me sorprenden del comentario de “anónimo” (y ahora esto ya es opinión). Me sorprende muchísimo que un extrabajador o un trabajador de la Fundación defienda a Jesús Charco (a las pruebas me remito). También me sorprende que Mario, Juan César o Antonio, tengan esa opinión de sus excompañeros y la expresen anónimamente. Por otra parte, me sorprende aún más, su conocimiento de la reciente gestión económica interna de la Fundación Gypaetus. Es increíble que una persona que jamás ha trabajado con Jesús Charco (que dejó la FG antes de la incorporación del nuevo gerente en 2009) tenga acceso a tal cantidad de información de carácter presupuestario, supuesto contacto con el EEP, etc. O bien habla de oídas, o bien es el propio Jesús Charco quien ha escrito dicho comentario. Yo, personalmente me inclino por lo segundo.

    En cuanto a cuánto siento la muerte de Cata y Pontones, os cuento que he trabajado durante 6 años en el proyecto, y que los conocí y ayudé a marcarlos cuando tenían 90 días, para después cuidarlos durante 14 horas diarias en los más de 3 meses de “hacking” de cada uno de los dos ejemplares (al igual que el resto de mis compañeros que mencionas). Te aseguro que ha sido un duro golpe para mí, y que lo siento mucho más que el gerente, cuya conclusión de la gravedad de esta situación es: “esto va mejor que nunca”. Por eso mismo, por cuánto lo siento, y porque creo que aún puede salvarse el proyecto, creo que todos debemos contribuir a que estos problemas se solucionen (para lo que deben admitirse). Llorar la muerte de los quebrantahuesos, y negar (que no rebatir) los problemas, son lágrimas de cocodrilo. Decir que, con menos personal, pero con el mismo presupuesto, con menos dinero que nunca para seguimiento y control de amenazas, dos nuevas muertes y con las sueltas paralizadas, sí que van las cosas bien habla por sí mismo.

    Sigo esperando con gran interés datos objetivos de “anónimo” que dejen en evidencia mis “mentiras y medias verdades”.

    Un saludo,

    Sergio Couto

    ResponderEliminar
  50. Una pegunta al ex-trabajador ¿has trabajado con Jesús Charco? porque si opinas así seguro que no, y ¿sabes que ha pasado realmente en la FG?, por tus palabras parece que no. Por cierto, la señorita de la junta, a mi me da que es la "técnico de comunicación" que por cierto, ¿de donde ha salido? ¿tiene experiencia? me surgen muchas dudas y solo una solución: que Jesús Charco deje de gestionar la FG porque sino él solo la va a hundir.

    ResponderEliminar
  51. Hola Javier,

    parece que está habiendo problemas técnicos para postear algunos mensajes al foro. Puedes tú hacer algo?
    Nadie se los quiere perder!

    Gracias...

    ResponderEliminar
  52. Tanloviú, Lorenza.

    Que en internet el anonimato es imprescindible, lo sabemos todos. Pero que uno se identifique como trabajador de la Junta y por miedo no lo haga, no es más que la expresión gráfica y palpable del "régimen" en el que vivímos en Andalucía.

    Al que ha escrito lo de que estos señores son unos "impresentables", mi desprecio por su servil defensa de los amos. Esa es la mentalidad franquista que, hoy también, mantiene a Andalucía en el cu.lo del mundo.

    Como contribuyente y ciudadano cívico y activo exijo...pero en Andalucía queridos, somos unos "impresentables" porque los que no son siervos, son amos...y los que ni una cosa ni otra....somos impresentables.

    así es que, queridos impresentables, os ruego que me aceptéis entre vosotros ¡yo también soy impresentable! (¡Ah! pero quiero carnet de primera, nada de meritorio).

    Un cordial saludo.

    Kalidón

    ResponderEliminar
  53. “ (...) Qué coincidencia, esta historia yo ya la he conocido en otras 3 ocasiones (en dos de ellas contadas en primera persona por el personal sustituído). LA HISTORIA SE REPITE, Y LA ESTRATEGIA ESTÁ CLARA: SUSTITUIR A LA GENTE CUANDO SU EXPERIENCIA LES PERMITE TENER OPINIONES PROPIAS, Y ELIMINAR LA MEMORIA HISTÓRICA DEL PROYECTO”.

    Leído en: http://www.ellinceiberico.com/foro/viewtopic.php?f=2&t=2140&p=23233#p23233

    ResponderEliminar
  54. Ha pasado algo de tiempo, hemos escrito y leído largas intervenciones y mi visión general del tema sigue siendo la misma que al principio: con el anterior equipo el Proyecto funcionaba (en mi opinión) razonablemente bien.

    ¿El veneno? veamos que información encontramos en la web de Gypaetus...

    "Andalucía es la única comunidad autónoma que recibe un aprobado y pasa sin dificultad los ocho criterios evaluados por el estudio de WWF , cinco de ellos con buena nota, manteniendo una amplia ventaja sobre el resto".

    http://comunidades.gypaetus.org/pg/blog/admin/read/9823/la-comunidad-andaluza-encabeza-la-clasificacin-del-estudio-de-wwf-el-veneno-en-espaa-por-su-notable-trabajo-de-lucha-contra-el-veneno-en-los-ltimos-aos

    ResponderEliminar
  55. En el apartado de "Evolución de los ejemplares liberados" de la web de Gypaetus pone textualmente: "Desde mayo de 2006, el Programa de Reintroducción del Quebrantahuesos de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía ya ha liberado un total de 19 ejemplares (ocho machos y once hembras), entre los que se han producido seis bajas: dos por ingestión de cebos envenenados, dos por intoxicación por plomo, una por causas naturales y otra cuyas causas por el momento se desconocen a la espera de los resultados de los análisis forenses" Entiendo que aún no están actualizados los datos. Pero de todas formas, serían cuatro y no ocho (seis, que dice "anónimo" + los dos nuevos)los quebrantahuesos muertos por veneno, ¿no?

    http://www.gypaetus.org/contenido/index/seccion/participa_campana_movimientos

    ResponderEliminar
  56. Hola a todos,
    Quisiera dar algunos datos objetivos, para que cada uno se pueda hacer una opinión personal sobre la situación actual del programa de reintroducción del quebrantahuesos en Andalucía. Espero que estos datos, además de ser esclarecedores, nos ayuden a alejarnos de comentarios anónimos que nos acercan más a “Tómbola” que a un debate honesto y a cara descubierta sobre cómo salir de la crisis que tiene paralizada la reintroducción del quebrantahuesos en Andalucía. Estos comentarios parecen tener mucho interés en distraer la atención del tema del foro, que recuerdo que es: ¿qué está pasando con la reintroducción del quebrantahuesos en Andalucía?
    ¿LA GESTIÓN DE LA FUNDACIÓN GYPAETUS EN 2010 HA SUPUESTO ALGÚN AHORRO?:
    El presupuesto para la reintroducción del quebrantahuesos este año es exactamente el mismo que el del año pasado (550.000 €), por lo tanto no es cierto que esté costando menos dinero al erario público. Aquí tenéis los presupuestos de 2010 y 2011 para comprobarlo (ojo, en 2010, no confundirse con los importes una vez sumados a los de otros programas): http://www.juntadeandalucia.es/haciendayadministracionpublica/planif_presup/presupuesto2011/estado/programas/programas-e-18.pdf
    http://www.juntadeandalucia.es/economiayhacienda/planif_presup/presupuesto2010/estado/programas/programas.pdf
    Lo que sí es cierto es que este año hay mucho menos personal dedicado a seguimiento y control de amenazas, como bien afirma “anónimo” (7 de junio a las 15:19). ¿Podría alguien explicar a dónde va el dinero “ahorrado”? Si hay dos nuevos quebrantahuesos muertos y un programa paralizado, se deduce que no ha sido muy buena idea ese supuesto ahorro en seguimiento y control de amenazas. ¿Algún responsable de esta decisión?

    ResponderEliminar
  57. ¿CÓMO SE HA GESTIONADO ENTONCES EL DINERO DE 2010 DE SEGUIMIENTO Y CONTROL DE AMENAZAS?:

    De los 550.000 € dedicados en 2010 por la Consejería a la reintroducción, (como bien se dice gestionado al 100% por el gerente) se gastaron más de 100.000 € en despedir al antiguo equipo (las sentencias con las cuantiosas indemnizaciones son públicas y están disponibles, incluida la mía que fue, por sentencia judicial, de más de 20.000 €).

    Ya sólo quedan 450.000 €, a los que hay que quitar el sueldo del gerente, cuyo coste empresarial asciende a aprox. 65.000 € anuales. Que conste que no critico que alguien cobre más de 3 mil euros al mes + pagas extras. Si es un sueldo justo o no, dependerá, en este caso, de la capacidad del gerente de captar fondos y llevar a buen puerto la entidad y sus proyectos. Del balance entre el gasto que supone el gerente y el buen devenir económico y de gestión de la entidad se puede deducir si se está tirando el dinero de todos o se ha hecho una inteligente inversión. A la luz de los resultados hasta la fecha, que cada cual saque sus propias conclusiones.

    Ya nos quedan 380.000 €. De esto van unos 300.000 € para el Centro de Cría (por fin dinero bien invertido, ¡felicidades compañeros!), quedando este año unos 80.000 € para seguimiento y control de amenazas (en lugar de los 180.000 € del año pasado). Como podéis ver, se ha gastado más dinero en “renovar” al equipo técnico, que en el seguimiento y control de amenazas de los quebrantahuesos liberados. De estos datos se deduce que el despido del anterior equipo no sólo no ha supuesto ningún ahorro, sino que ha supuesto un gasto que ha impedido realizar con normalidad el programa. Sobre si la aparición de dos quebrantahuesos muertos en Castril el mes pasado tiene relación con una reducción en el presupuesto de seguimiento y control de amenazas de más del 50%... que cada cual saque sus conclusiones.

    ResponderEliminar
  58. ¿PERO, PORQUÉ SE DESPIDIÓ AL ANTERIOR EQUIPO?

    En agosto de 2010 (hace menos de un año), la totalidad de los entonces trabajadores de la FG (15 personas) escribieron y firmaron una carta al presidente de la Fundación Gypaetus (Fernando Hiraldo). Como podéis ver la opinión sobre la necesidad de esta carta fue unánime, a pesar del riesgo de despido que corríamos. En ella le transmitían su alarma por cómo el recién llegado nuevo gerente, Jesús Charco, estaba gestionando la entidad. Os pego un par de fragmentos bastante esclarecedores:

    “Sin embargo, estos logros [en referencias a los del equipo antes de la llegada del gerente] contrastan con las actitudes y carencias del Sr. Charco, las cuales están provocando una honda preocupación entre nosotros, los trabajadores, por la imagen y el futuro de nuestra entidad.”

    “[…] Desde entonces [en referencia a la incorporación de Charco] se ha venido haciendo patente la ausencia de directrices definidas, la arbitrariedad en las disposiciones y respuestas de la gerencia, y, de una manera especial en los últimos meses, se vienen detectando una severa desatención de las competencias más inherentes a su cargo, tanto en la gestión de personal y económica como en la representación pública de la Fundación. Nuestro desasosiego profesional y desconcierto ante la forma de actuar del gerente, que compromete seriamente el desarrollo del proyecto, y nuestra incapacidad para solucionar los problemas de comunicación con el mismo, nos impele a transmitirle esta información.”

    Como podéis ver, esta carta demuestra que fuimos despedidos por sacar a la luz las irregularidades que han llevado a la Fundación Gypaetus a la crítica situación en la que se encuentra (arrastrando de paso al proyecto de reintroducción), y no que lo estemos haciendo ahora por haber sido despedidos.

    ResponderEliminar
  59. ¿QUÉ HA HECHO LA FUNDACIÓN GYPAETUS EN CASTRIL DURANTE 2010 CON ESOS APROX. 80.000 €?
    Algo que no comenta “anónimo” en su comentario (7 de junio a las 15:19), pero que seguro que sabe, es que pasaron más de 3 meses sin que nadie de la FG fuese por Castril (hasta que aparecieron los 2 quebrantahuesos muertos, claro). De esto daba fe el 16 de mayo uno de los trabajadores en un correo interno (difundido ampliamente tras su fulminante despido, despido que se produjo escasas horas después del envío del correo):

    “Lo de Castril no tiene nombre… […]…hay que hacer autocrítica y reconocer que la presencia de personal en esas zonas tan remotas como dónde ha ocurrido ha sido escasa, bien por falta de trabajadores desde comienzos de año hasta ahora o por la descomunal carga de trabajo que todos soportamos…”.

    Como podéis ver el autor hace referencia a “desde comienzos de año”. Parece que este correo nos da alguna pista sobre las consecuencias que la gestión del nuevo gerente ha tenido para el seguimiento y control de amenazas en Castril. De la veracidad del correo mencionado, del despido de su autor, así como de la carta firmada por todos los trabajadores que menciono más arriba, puede daros fe cualquier trabajador, actual o despedido.

    ResponderEliminar
  60. ¿QUÉ DIFERENCIA HAY ENTRE LO QUE SE HACÍA ANTES LA FUNDACIÓN GYPAETUS EN CASTRIL Y LO QUE HA HECHO EN 2010?

    El trabajo que hacía el anterior equipo en Castril, incluido el desarrollado cuando moría un quebrantahuesos, fue considerado “experiencia ejemplar”, en dos ocasiones, por la plataforma RUNA (Fundación Félix Rodriguez de la Fuente). Aquí tenéis los detalles de las iniciativas:

    http://www.ruralnaturaleza.com/og/experiencias-ejemplares/propuesta/el-ejemplar-caso-de-la-quebrantahuesos-segura

    http://www.ruralnaturaleza.com/og/experiencias-ejemplares/propuesta/la-labor-ejemplar-para-la-recuperaci%C3%B3n-del-quebrantahuesos-de-l

    Este equipo consiguió un proyecto LIFE de 5,6 millones de euros para luchar en Andalucía contra el veneno, el mayor que ha conocido la FG en su historia (y que da fe del conocimiento que este equipo tenía de la dimensión del problema, así como de la capacidad de movilizar recursos para hacerle frente):

    http://ec.europa.eu/environment/life/project/Projects/index.cfm?fuseaction=search.dspPage&n_proj_id=3828

    Cuando murió “Cazorla” en Castril, conseguimos que fuese la primera vez que un municipio se presentó como acusación particular contra un vecino por un caso de venenos, gracias a nuestra Red de Municipios Contra el Veneno (esto se tradujo en una enorme presión social y mediática antes mucho más escasa), así se consiguió la atención sobre el problema de noticiarios de máxima audiencia (telediario de la primera), dando lugar a la 2ª pena más alta de España por uso de veneno.

    http://www.gypaetus.org/mediateca/search/seccion/mediateca_search/cat/


    Este equipo fue premiado por la Comisión Europea, en parte por su trabajo contra el veneno, con el premio “Best LIFE projects 2010”:

    http://ec.europa.eu/environment/life/project/Projects/index.cfm?fuseaction=search.dspPage&n_proj_id=2604#RM

    ¿QUÉ HA HECHO LA FG EN CASTRIL EN 2010 (DESDE LOS DESPIDOS)?

    Os invito a que entréis en la página web de la FG y busquéis qué ha hecho la FG en lo que va de año en Castril. También os invito a leer las notas de prensa de la Fundación Gypaetus sobre la muerte de Cata y Pontones. Como veréis hace referencia a la Estrategia Andaluza contra el veneno de la Consejería de Medio Ambiente, pero ni una palabra de lo que ha hecho la Fundación Gypaetus.

    Si alguien lo encuentra en cualquier lugar, en cualquier formato, por favor, que lo cuelgue en el foro.

    ResponderEliminar
  61. Pero es que el problema es de fondo. No se "nombra" un responsable por capacidad y mérito sino por conveniencia y clientelísmo político.

    La Fundación y sus problemas, de todo tipo, es una muestra....más.

    Kalidón.

    ResponderEliminar
  62. Hola a todos,

    Entiendo la indignación, pero, por favor, propongo que nos centremos en el tema del debate: La actual situación del quebrantahuesos en Andalucía. Intentemos hacer críticas y aportaciones constructivas para que la grave crisis en la que está el programa de reintroducción se solucione cuanto antes. ¡Hay mucho en juego!

    ¡El tener un debate de calidad depende de todos!

    Sergio

    ResponderEliminar
  63. Por seguir con el debate sobre la situación actual: desde la Fundación se ha dicho que el mantenimiento en cautividad de los 6 ejemplares que estaban destinados a las liberaciones de este año va a facilitar que en los próximos años se puedan liberar hasta 7 u 9 ejemplares por temporada. Mi pregunta para los técnicos es la siguiente: Habida cuenta de la biología del quebrantahuesos y la estructura del programa, ¿esto supone un beneficio real para el programa en Andalucía o un paso atrás?. De cara al futuro del quebranta en Andalucía, no hubiera sido mucho más productivo contar con esos 6 ejemplares en libertad?

    ResponderEliminar
  64. POR FAVOR, RESPETO
    He eliminado y eliminaré los comentarios con expresiones soeces y los que se dedican a machacar a alguien -en este caso al gerente de la Fundación Gypaetus- a base de insultos. Por otra parte, este no es el sitio para despacharse contra el mundo mundial. No es el tema.

    Los comentarios anónimos son bienvenidos, pero quienes los escriben deben saber equilibrar la carga de lo que dicen con las ventajas del anonimato. Ya veis la libertad que hay en este blog, pero el respeto está por encima de todo.

    ResponderEliminar
  65. Hola a todos, soy Enrique de la Montaña y trabajé en la Fundación Gypaetus en 2009 y 2010. Andrés plantea unas preguntas muy interesantes y me gustaría responderlas.

    Desde mi punto de vista, creo que es razonable pensar que hubiera sido mas beneficioso para el proyecto contar con los 6 ejemplares en libertad antes que mantenerlos en el centro de cría, de hecho si fuera mejor mantenerlos en cautividad no se hubiera previsto su liberación. El objetivo final del programa de reintroducción es conseguir una población de quebrantahuesos que se reproduzcan en libertad, y como es lógico, si no se liberan individuos no se pueden reproducir. A efectos de la población en libertad, es como si este año se hubieran muerto los 6 ejemplares. Todo ello es más negativo si tenemos en cuenta la biología del quebrantahuesos (que no se reproduce hasta los 7 u 8 años de edad) y la pequeña población existente y su tasa de mortalidad.

    Querer arreglar esto diciendo que ya se soltarán mas en los años próximos, yo diría que es populismo medioambiental. Para liberar 9 ejemplares tiene que haber un buen año de cría (algún año atrás solo se han conseguido poco mas de una docena de pollos en toda la red de centros de cría) y tiene que haber suficiente personal cualificado para realizar las liberaciones con éxito (esto es, control previo de amenazas, hacking y seguimiento posterior). Lo primero, no es seguro, y lo segundo, como ya hemos comprobado con la actual gestión y dirección técnica del proyecto será complicado. Aunque ojala todo suceda para que se puedan liberar con éxito los ejemplares que sean.

    En cualquier caso, eso ya se verá. Lo que está claro es que, decir que esos 6 ejemplares van a facilitar que en los próximos años se puedan liberar 7 u 9 ejemplares por temporada, es mentira. A no ser que consideremos el 2020 como un año próximo, porque como he dicho antes los quebrantahuesos no se reproducen hasta los 7-8 años como mínimo, y en cautividad es frecuente que esto suceda mas tarde. Por ejemplo, la pareja Lázaro y Nava, de 11 y 9 años de edad, el año pasado aun no habían tenido descendencia, este año no lo sé. O Salvia y Andalucía (el primer pollo que nació en el centro de cría), con 10 y 8 años aun no realizaban cópulas exitosas.

    En fin, creo muchos de los comunicados que se hacen desde la Fundación se hacen a la ligera o peor aún, intentando engañar para que los ciudadanos no conozcamos la verdad y sus consecuencias.

    Espero haberme explicado con claridad. Un saludo a todos.

    Enrique de la Montaña

    ResponderEliminar
  66. Por si es de vuestro interés, noticia aparecida esta semana en varios diarios regionales:

    Dimite el presidente de la fundación que liberaba quebrantahuesos

    21/06/2011 Diario ABC. Pág. 53 Sección Andalucía.

    Los patronos de la Fundación Gypaetus, vinculada al programa público de reintroducción del quebrantahuesos en Andalucía, aceptaron ayer la dimisión de su presidente, Fernando Hiraldo, director de la Estación Biológica de Doñana. Provisionalmente, la presidencia ha sido asumida por un director general de la Consejería de Medio Ambiente, Javier Madrid. Además de aceptar la propuesta de Hiraldo de dejar el cargo, durante la reunión se analizó la situación generada por una serie de despidos llevados a cabo en la Fundación que el juzgado ha considerado improcedentes. En total han sido nueve los trabajadores despedidos o cuyos contratos no han sido renovados en los últimos meses. El consejo abordó los problemas surgidos por la gestión económica de la Fundación, una entidad privada financiada en parte por la Junta de Andalucía, y también la paralización de las liberaciones de ejemplares este año, derivada de las dos últimas muertes por envenenamiento de quebrantahuesos liberados en el marco del proyecto. Al respecto, algunos participantes lamentaron que se detuviera la suelta sin comunicarlo previamente a los patronos.

    ResponderEliminar
  67. Lo de la fundación gypaetus no tiene nombre. He visitado su página de facebook y he comentado la noticia de su muro sobre la dimisión del presidente en estos términos: "Disfruto mucho viendo volar los quebrantahuesos y estoy preocupado por el futuro del programa de reintroducción: ¿Se va a dejar de soltar sólo este año? como dijo el gerente en la radio), ¿se va a dejar de soltar hasta que se acabe con el veneno?(como dijo en el periódico) o el programa entra en "paralisis" por motivos económicos (como dice el presidente en la noticia del diario de Sevilla). Alguien de la fundación puede aclararlo." La respuesta: quitar la noticia entera.

    ResponderEliminar
  68. Me pregunto si en realidad los problemas técnicos y de gestión que viene arrastrando la Fundación Gypaetus en el último año no han sido sino la excusa perfecta para que la Consejería meta la tijera en el programa andaluz de reintroducción. De cualquier forma, dado que el presupuesto autonómico para 2011 incluye la partida íntegra que en los años anteriores venía destinándose al programa(550.000 euros), en principio esta circunstancia ("bien acogida" por la Junta "en su política de recortes" según el Diario de Sevilla) no debería notarse hasta 2012. Si este año no ha habido suelta: ¿Devolverá la FG dinero a la Junta?

    ResponderEliminar
  69. En fin, un día me encontré a alguien por la calle, me paró para hablar del quebranta, todavía hoy mucha gente lo hace. Y siempre que sea sobre el pájaro, pues paso un buen rato, hablando de su vuelo, de lo lindos que son cuando nacen (eso me parece a mí)... Evito hablar de la parte humana, que no de la técnica, que también me apasiona. El caso es que esta última vez me volvieron a venir con la cantinela de los jaleos de que si Anibal, que si Escipión, que los buenos y que los malos y los peores... Que muy bien dicho, que:
    -“¡[...]así se habla, hombre! Siempre chinchando por todos lados los mismos, ya era hora de que dijeras algo.”
    -”¿Que yo he dicho algo?”
    -”Que sí, que te he leído en el foro del Broncano.”

    Pues nada, escribo para decir que yo no he participado en esta línea de conversación. Que, Carlos Ruiz (tú has sido quien me has nombrado) poco me conoces si crees que se me va a ocurrir escribir tras un “Anónimo”, yo firmo siempre. Y eso que, después de inaugurar el Centro de Cría en 1996 junto a Miguel Ángel Simón, Alfonso Godino (con el que compartí cabaña 5 años) y Alex Llopis, hasta octubre de 2009 (en que también fui despedido del mismo modo que vosotros, pero por vosotros) pasaron los mejores 13 años de mi vida, deliciosamente irrecuperables. Creo que ello me da, al menos, una posición destacada para opinar sobre todo el desarrollo del proyecto mejor que a nadie, no sólo por esos 13 años, si no porque soy el único que ha trabajado en el Centro de Cría, en los estudios de viabilidad, en las sueltas y seguimiento y, bastante (creo yo) en el programa de sensibilización social.
    Pasaron gentes y gerentes de pelo o escama, y no caeré en decir que todo tiempo pasado fue mejor. Mis cuitas con todos fueron siempre técnicas, nunca personales, pero me mató la vehemencia y la testarudez con que siempre defendí lo que yo creí un credo: la conservación del quebrantahuesos, por encima de egos y aspiraciones. En fin. No voy a entrar en valoraciones, y yo no conozco mucho al señor Charco. Pero me molesta este jaleo que ha montado el equipo saliente. Ese equipo saliente, con su gerente en funciones a la cabeza, se cepilló a lo que ellos creían que era “el equipo de Cazorla”, ese que no estaba en sus filas (creían). Despidos iguales a los suyos de ahora, de ayer ya. Dos compañeros reclamaron lo suyo, lo que les correspondía. Yo no, no quise un finiquito de tantos años, ¿cuánto eran? ¿20.000?, era a una ONG a quien debía reclamarlos, a “mi” ONG. Y para que una ONG mantenga a sus trabajadores y se mantenga a sí misma ha de hacer demasiadas cuentas, en las que pueden no entrar indemnizaciones, esa era mi opinión (no la de mi esposa, que sufrió como mis hijos mi altanería o estupidez, que de ellos es el dinero de un padre). Y por ahí criticasteis a esos malos compañeros que no dejaron con dignidad la Fundación, y que la ponían en peligro exigiendo indemnizaciones.
    Qué bueno es el tiempo buscando un hueco para cada pieza. Un sitio para cada cosa.

    Pues eso, para que no haya duda, ahora si he sido yo el que ha escrito. Y al quebrantahuesos sólo le deseo un poco de paz, por parte de todos. Saludos, Broncano.

    ResponderEliminar
  70. Antonio, gracias por tu aportación a este debate, tus opiniones serán siempre bienvenidas en este blog. Saludos.

    ResponderEliminar
  71. Finaliza 2011, y la fundación y el programa de reintroducción se van al garete. En esta página borrasteis mis comentarios por inapropiados.

    El gerente era intocable.......

    El tiempo da y quita razones, desgraciadamente.

    ResponderEliminar
  72. No recuerdo cuál era tu comentario, pero los escasísimos comentarios que he borrado ha sido porque aquí no caben los insultos. Y nadie es intocable, como se puede comprobar en los momentos en que en este blog se han desarrollado debates con amplia participación.

    ResponderEliminar
  73. Muy avanzado 2013 y ya no queda nada de la Fundación.

    El 21 de diciembre de 2011 a las 23:58 hice el siguiente vaticinio: El tiempo da y quita razones.

    Crónica de una muerte anunciada. Pero no es la única.

    Estoy leyendo con asombro: El Exterminio Subvencionado del Lince Ibérico, en España - EL LIBRO.

    Pongo el enlace por si alguien tiene interés.

    http://www.iberica2000.org/Es/Articulo.asp?Id=4833

    ResponderEliminar