lunes, 28 de enero de 2013

¿Algún día podremos caminar sin miedo por la Sierra?


En la Sierra de Las Villas abundan los carteles como el que muestra la foto, publicada por Bernardo Chinchilla Mata en el Facebook de Amigos del GR 247 Sendero Bosques del Sur. Es de agradecer que se avise a la gente del peligro que está corriendo. Y también convendría recordar que por los montes y caminos públicos de la Sierra puede haber en cualquier momento gente caminando, o cuidando sus ovejas, o pedaleando, o cabalgando, o buscando setas, o haciendo fotos, o comiéndose una tortilla, o echándose una siesta gorrinera, o mandando whatsapps al novio,  o censando gambusinos, o pensando en Babia, o viendo crecer la hierba... todo ello dentro la más estricta legalidad vigente, por lo que se rogaría a las personas aficionadas a la actividad de la caza que extremen las precauciones para que no ocurran accidentes que, sin duda, son las primeras en intentar evitar, pero cuyo riesgo es inherente a dicha actividad de toda la vida de Dios. 

Este asunto debería hacer reflexionar algún día a los gestores del Parque y a la Consejería de Medio Ambiente sobre la necesidad de hacer realmente compatibles los diversos usos -todos ellos respetables-  en un Parque Natural que tiene la particularidad (y la suerte) de contar con gran cantidad de montes públicos y de caminos públicos en montes privados, y en el que hoy por hoy es difícil hacer algo tan simple como caminar sin ir asustado durante buena parte del año. Hasta ahora, las propuestas hechas por Ecologistas en Acción -que contemplan la caza como un uso más- no han sido aceptadas.

Y ya que estamos, recordemos que precisamente en la Sierra de Las Villas fueron destrozadas bastantes balizas de señalización del GR 247 a los pocos días de ser instaladas. Con lo fácil que es respetarse y lo a gusto que se siente uno haciéndolo.

Foto: Bernardo Chinchilla Mata

14 comentarios:

  1. Más claro no se podría decir. Me adhiero a todas esas sugerencias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Antonio, tú eres de los que mejor saben lo que pasa.

      Eliminar
  2. Para mí, los que tendrían que 'extremar las precauNciones' serían los que se colocan detrás de la escopetita, ¿no? O si no, que nos repartan unos chalecos antibalas, cascos protectores, etc., y nos salimos al monte como si fueramos de funcionarios policiales a una manifestación en Barcelona... O a un partido de Paintball (por acercarlo más al entorno del campo...).
    También aprovecho para denunciar que a pesar del 'avionazo' ocurrido en sept '09 cerca de Cañá Catena, con el consabido accidente del F16 de Albacete y el incendió que provocó (que costará 1.000.000 d'Euros ahora), estos dragones alados del S. XXI siguen campando a sus anchas por el Parque Natural. Así que, mirad p'arriba también de vez en cuando,,, qu'el Cielo no se caerá, no, pero un artefacto de estos, no se yo......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta mañana, sin ir más lejos, un par de reactores se han dedicado de nuevo a dejar su caprichosa caligrafía de humo en el cielo de la Sierra.

      Eliminar
  3. Y eso la caza legal, que los furtivos también abundan...

    hace unos años buscando setas por las Villas, dispararon un tiro contra una cabra a escasos metros de mí. El cazador, que no sé si sería legal ni me había visto y eso que yo iba de rojo chillón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Juan, yo el susto más gordo que me he llevado fue un atardecer de mayo, o sea en plena veda, caminando por el monte Peñalta, y oí un tiro cerquísima, atronador, tanto que me puse a gritar "¡¡estoy aquí!!" por puro instinto de supervivencia. No oí nada más ni vi a nadie, fue como una experiencia fantasmal. Probablente era un furtivo en busca de una cabra.

      De todas formas, para quienes lean esto sin conocer bien estas Sierras, que tampoco piensen que esto es como un campo de batalla, somos muchos los que no dejamos de caminar y disfrutar, y animo a todo el mundo a que lo siga haciendo.

      Eliminar
    2. El cazador estaba en lo alto de un poyo, yo iba por debajo y no me vio. Vi la cabra menos de 10 metros de donde yo estaba, la cabra me vio y saltó y en esas sonó el tiro. A la Cabra creo que yo le salvé la vida. Por supuesto me puse a gritar que estaba yo ahí abajo.

      Con el Cazador no hablé sino a gritos, porque él estaba en lo alto del poyo... Y el sitio para subir al poyo estaba mucho más alante.

      He tenido otros muchos encuentros con cazadores, que darían para escribir bastante, pero ese ha sido el peor por el susto que me llevé.

      Eliminar
  4. Hola Javier, está clarísimo. Hace unas semanas montando en mountain bike con mi hermano me encontré con un cazador a pie del GR247 llegando a Hornos. Nada más decirle buenos días me dio la bienvenida con el consabido "Tengan cuidado que estamos cazando y esto es un coto municipal"... Con el debido respeto le hice saber que tendríamos cuidado, pero también le argumenté que quien más debiera tener cuidado es quien porta un arma, (jabalís subidos a una bici y con coloridos ropajes he visto pocos).
    El hombre no le hizo mucha gracia, no debe estar a costumbrado a compartir los usos del monte con otros seres humanos... Pero aquí estamos. Soy de los que cree que tarde o temprano hay que aprender a compartir los espacios, por lo menos eso hacen en lugares con mucha más experiencia que en España (véase Alpes, etc.).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo. Es importante tener la actitud de hablar con los cazadores y decirles con toda corrección que la presencia en un monte público de personas que no están cazando es totalmente legal, y que los que deben tener cuidado son exclusivamente ellos. Muchos cazadores tienen la idea de que si un monte público es coto, los demás usuarios de ese monte no tienen derecho a estar allí mientras ellos cazan, y están totalmente equivocados. Otra cosa es que se tratase de una finca privada, en cuyo caso, evidentemente, sólo podrían entrar las personas autorizadas. Incluso en este caso, cualquiera puede utilizar los caminos públicos. O sea, que la idea de que "esto es nuestro porque nosotros pagamos", tan extendida en las sociedades de cazadores de la zona a las que se adjudica el uso de cotos en montes públicos, es un error que algún día puede tener consecuencias que nadie desea.
      Y efectivamente, estoy contigo en que los espacios hay que compartirlos. La administración ambiental debería sentar en una mesa a los representantes de los cazadores con los de los demás usuarios del monte, como asociaciones de ganaderos, federación de deportes de montaña, empresarios turísticos, etc., y consensuar un acuerdo. Hace un par de años, cuando formaba parte de la Junta Rectora del Parque representando a Ecologistas en Acción, hice una propuesta concreta y se me contestó que ese tema habría que consensuarlo con la federación de caza. Curiosa respuesta, teniendo en cuenta que la federación de caza estaba presente en la reunión, como los representantes de los demás sectores. Desde entonces, nuca más se supo del tema. Y hay que tener muy claro que un día puede haber un accidente, sobre todo en la época de guíscanos.

      Eliminar
  5. No sé muy bien que papel juega aquí la administración del parque.
    ¿Los carteles están puestos con su autorización?
    ¿Yo también puedo poner puedo poner mi propio cartel?

    Se supone que la administración nos está vendiendo la sierra como el paraíso de senderista y por otro lado se permiten estas "carteladas".

    ¿Que pensará un visitante venido de fuera atraído por las campañas turísticas de la administración, al ver semejantes carteles?

    ¿En que quedamos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, Bernardo, la contradicción es flagrante, y conste que es un problema que es difícil de resolver para quienes tienen poder de decisión, porque hay que hilar muy fino para compatibilizar lo mejor posible los legítimos derechos de unos y de otros. Pero lo que no puede ser es no hacer nada y llevarse las manos a la cabeza el día que pase algo. La administración debe buscar una respuesta consensuada a este problema, sobre la base de que la actividad que es peligrosa es la caza. Es decir, que las personas que no cazan son un estorbo para las que cazan, pero las que cazan son un peligro para las que no cazan. Y hay una diferencia muy grande entre ser un estorbo y ser un peligro.

      Lo de poner carteles, pues bueno, el de tu foto está puesto por la Sociedad de Cazadores Vera Cruz de Villacarrillo, que tiene adjudicada la caza en el Monte de Propios "Las Villas Mancomunadas" por parte del ayuntamiento de Villacarrillo, así que por las mismas también podría poner cartelitos la Federación Andaluza de Montaña, que representa a los senderistas federados, alertando a los cazadores de que su actividad entraña un grave peligro para los caminantes.

      En cuanto a la administración del Parque, creo que por el momento simplemente mira para otro lado.

      Eliminar
  6. hola a todos, me he encontrado muchas veces a los cazadores, la mayoría al lado de mi casa de trujala, cuando los veo o escucho los perros o tiros saco mi supersilbato del decathlon y dale que te pego, malas caras eso sí, pero yo no me arriesgo, una vez llegaron incluso a un grupo de senderistas a cruzarnos en sus coches la zona de montería ya que nos negábamos a volver por donde habíamos venido y ese arreglo nos pareció lo mejor a todos, el caso es que muchas veces da la sensación que estoy molestando y encima voy acojonao, verde pistacho en la mochila, naranja chillón el impermeable y silbato de árbitro(pack que recomiendo para zonas de caza), el caso es que comentándolo con un pastor en el puntal de la misa me dijo que a ellos les informaban del calendario de monterías y las zonas para no cruzarse, yo he intentado obtener esa información y no ha habido suerte, no sé si existe y si está al alcance de cualquiera (osease yo), a mi me vendría muy bien, hay mucho monte y quizás así iría mas tranquilo, javier si alguien pudiera indagar esto con mas suerte que la mía o proponer su utilización y publicidad .... a mí me vendría estupendo, saludos a todos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buena idea la del silbato, Keko, me haré con uno pronto, aunque es penoso tener que acabar por el monte como si fuéramos ambulancias de emergencias, je, je... En cuanto a lo de hacer público el calendario de monterías, precisamente formaba parte de la propuesta que hice en la Junta Rectora del Parque, y que para nada fue tenida en consideración, como comenté ayer aquí mismo. Hoy por hoy, los intereses o propuestas de los amantes de la montaña cuentan entre cero y nada frente a los de lobby de la caza. Ellos están organizados, tienen buenas relaciones y mueven dinero. ¿Nosotros? A nosotros se nos ve como unos tipos más o menos simpáticos, pero marginales y ajenos al "mundo real", al de los intereses y los votos. Esto lo dices en otros sitios y no se lo creen, pero estamos en Jaén. En el "Paraíso interior".

      Supongo que a los pastores es más fácil que les informen, va el guarda concreto de la zona y se lo comenta, pero informar públicamente, no solo de las monterías, sino de cualquier actividad cinegética en montes públicos, significa que la Consejería se tome algunas molestias, y bueno, no creo que les merezca la pena hasta que noten que hay presión para ello, es así de simple.

      Eliminar
  7. Andres-Blas Martinez Sanchez31 de marzo de 2013, 11:23


    A QUIEN NOS GUSTA LA SIERRA, YO SOY UN ENAMORADO DE LA MSMA, A QUIEN NO HA RECIBIDO UN SUSTO DE LOS CAZADORES BIEN CAZANDO LEGALMENTE O FURTIVAMENTE QUE DE ESTOS HAY UN MONTON, PORQUE NO SE VAN Y CAZAN A LOS POLITICOS QUE ESTÁN PRUDIENDO A LA ECONOMIA DE ESPAÑA Y AYUDANDO A LOS CORRUPTOS.-

    ResponderEliminar